Amigos protectores de Letras-Uruguay

Bolívar y su concepción del periodismo
Ignacio de la Cruz
Caracas, 1971

Prólogo por Eleazar Díaz Rangel

Bolívar y su concepción del periodismo

Conocí Maracaibo con motivo de una competencia de béisbol, recorrí bastante su boulevard Baralt, supe qué era Cabeza de Toro y degusté las arepas cebúas. Pero no conocí a Ignacio de la Cruz. Pasaron algunos años antes de encontrarnos, creo que en una convención nacional de la Asociación Venezolana de Periodistas (AVP) poco después del derrocamiento de Pérez Jiménez, y más tarde nos vimos en Maracaibo, en la Escuela de Comunicación Social. Como Sergio Antillano, fue periodista, profesor y reconocido como maestro de periodistas zulianos. Ignacio es el autor de los artículos y ensayos recopilados en este libro que me pidieron prologar. Lo que hago con gusto.

Examina los más variados temas, como es habitual en el periodismo. Encontrarán información, producto de sus investigaciones, y opiniones suyas. “La ciencia en la lengua diaria”, sobre el periodismo científico que él ejerció; ahonda en torno a la libertad de información, y sobre Simón Rodríguez, maestro de la redención de América, con acento en sus revolucionarias ideas y labor pedagógica, y un denso estudio sobre el periodismo interpretativo, sus orígenes, técnicas, que cierra con el hallazgo de César Vallejo, el poeta peruano, marxista y cofundador del Partido Comunista de ese país, como uno de los pioneros de la interpretación en el periodismo. Junto a Federico Álvarez, dejó los primeros aportes para conocimiento y estudios en las cátedras de periodismo.

Otro de sus trabajos de mayor profundidad está dedicado a un estudio del Diario de Maracaibo, que nos muestra sus páginas y nos permite percibir su política contra la Revolución Federal, el tratamiento de la información económica y otras características de ese periódico zuliano que tuvo en Valerio Perpetuo Toledo a uno de sus pilares fundamentales.

Pero quisiera detenerme en “Bolívar, su concepción del periodismo”, tal como De la Cruz se detuvo para su tratamiento. Él examina el valor y la importancia que Bolívar siempre le dio a la verdad en el periodismo, y nos ofrece un excepcional ejemplo. El Libertador envió instrucciones a Bogotá para que sean impresos “cuatro o seis ejemplares de la Gaceta” que contengan materiales diversos, que él mismo va describiendo en una carta, todos ellos destinados a desorientar a los jefes realistas, a confundirlos e incluso a desmoralizarlos, y luego de la minuciosa descripción en cada caso de la forma y contenido de cada “noticia”, artículo o comentario, incluso de una supuesta carta del general La Torre al general Páez pidiendo salvoconductos para supuestos emisarios suyos que se entrevistarían con Bolívar.

Naturalmente, estos “cuatro o seis ejemplares” estaban destinados a que llegaran a manos de los españoles, para lograr los objetivos buscados. El mismo Bolívar se encargaría de encontrar las vías para que los recibieran.

Pero, precisamente en respeto a esa universal norma de la ética periodística que es la verdad, aun en épocas de guerra, le advierte al general Santander, seguramente responsable de la Gaceta de Bogotá: 

El número (ordinario) de la Gaceta debe salir, sin embargo, sin ninguna mentira ni cosa semejante a los artículos que acabo de indicar. Solamente los cuatro o seis ejemplares que Ud. me envíe deben estar impresos con todos esos enredos. 

Muchas otras y variadas muestras de la concepción del periodismo de Bolívar ofrece el autor en su ensayo. Podríamos añadir sus instrucciones a los impresores y redactores del Correo del Orinoco en Angostura (hoy Ciudad Bolívar) para que se publicara una edición extraordinaria con el parte suyo de la Batalla de Carabobo, y que el mismo fuera traducido al inglés y al francés. Evidentemente, buena parte de esa edición estaba destinada al exterior, a Estados Unidos y países europeos dando cuenta de la trascendencia de la batalla que acababa de librarse en el campo de Carabobo, que sellaba la Independencia de Venezuela.

Oportuna la iniciativa del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, y confiamos en que la edición pueda llegar, antes que a nadie, a los estudiantes de periodismo, para quienes Bolívar, su concepción del periodismo y otros estudios será de muy alta utilidad.

Eleazar Díaz Rangel

 

Parte I: Bolívar - La ciencia en la lengua diaria

Parte II: Bolívar: Su concepción del periodismo

Parte III: Interpretación: un nuevo concepto de la objetividad

Bolívar y su concepción del periodismo

Ignacio de la Cruz

Ministerio del Poder Poder Popular para la Comunicación y la Información;

Julio, 2009. Impreso en la República Bolivariana de Venezuela.

Depósito Legal: lf87120093202046

ISBN: 978-980-227-073-6

Ir a índice de América

Ir a índice de de la Cruz, Ignacio

Ir a página inicio

Ir a mapa del sitio