Raoul Dufy; magia del color y de la línea

por Eduardo Vernazza

Diario El Día (Montevideo, 27 de marzo de 1977)

"Fiesta náutica en el Havre" muestra al Dufy casi espectacular en la combinación dé frontal composición

con elementos manejados dentro de un criterio simple, aunque por momentos detallista en el grafismo de las olas.

El Museo de Artes plásticas, siguiendo su acertado criterio de exhibir la obra de los grandes artistas universales inaugurará el martes 29 a las 20 horas, la exposición del pintor francés Raoul Dufy.

EL DIA adelantó esta noticia, así como los pormenores de la muestra y los datos biográficos del pintor en su edición del 18 de marzo de 1977.

La misma es auspiciada por el Ministerio de Cultura y la Embajada de Francia. Las piezas -50 óleos, 5 dibujos y 5 grabados- pertenecen al acervo del Museo de Arte Moderno de la Ciudad de París, y constituyen une selección de sus mas calificadas creaciones.

Un impacto de colorido

Es lo que se siente ají visitar las galerías del Museo. Un cromatismo que se expande y retiene, que fuga como una leve brisa o se sostiene con la estructura de una composición infalible.

Vemos las más disímiles temáticas. Regatas, carreras, flores, paisajes. Un universo dentro de una modalidad sumamente original. Que con el mínimo de elementos funciona en su más clara expresividad.

Cuadros que poseen la abigarrada escena de un espectáculo, o la solitaria vivencia, de los espacios coloridos; “30 años o la vida en rosa”. La animación de una "Fiesta náutica en el Havre", o la abanderada agrupación del “14 de Julio". Las “Orillas del Mame”, las vibrantes “Anémonas”, y “Las casas de Trouville". Enumerar estos cincuenta óleos no sería la fas más importante que destacara su personalidad avasallante. Es el conjunto que se toma con la primera mirada y nos sorprende con sus variaciones infinitas. Con sus planos en rojos vivos como culminantes puntos de una proyección aireada, que respira por mil poros la sutil fineza, la intención envuelta en una atmósfera transparente, franca, al tiempo que plena de vuelo.

"Casa y Jardín", desbordante sucesión da verdes que se resisten a la distancia y que combinan con el blanco una poderosa visión pictórica en un efecto que produce el acorde que entona la luz.

La alegría de pintar

Es el pintor de viva y optimista imaginación.

Sensible, su figuración es comprensible, asimilable. No necesita incursionar en subsuelos surrealistas. Ofrece lo objetivo de las cosas con ¡a sencilla fluidez que descorre la cortina a lo subjetivo . . .

Sus motivos son símbolos.

Los más simples, por la magia de su arte encuentran significación. Se renueva en cada cuadro. Sus telas son una sucesión de motivos en los que el contento de pintar se convierte en inventiva al descifrar nuevos signos. Sabe reservar el imprevisto.

Es un maestro en revelar y dejar adivinar lo que ee realiza . . ,

Sin embargo, es un emotivo, Un espontáneo, estudioso, observador, un compositor libre. Con un lenguaje comunicativo y original. Su obra posee esa especie de ingenuidad sapiente que aflora con pureza y limpia ejecutoria. La técnica pasa desapercibida. Queda debajo del bagaje da grácil soltura y sensación expresiva.

De “Fauve” al arte exquisito

Es curioso comprobar cómo la evolución de algunos pintores celebra finalmente la culminación de su arte.

El caso Dufy nos mueve a recordar este fenómeno tan común en la pintura moderna. Un "Fauve" entroncado como animador de tal impulso se convierte luego en él más exquisito de los artistas.

Ciertamente que sus formas anteriores provocan la reacción de su propio hacer en ese mundo nuevo que aporta las más ricas y graciosas escenas de una temática que le tuvo como creador, de una manera única de solucionar su teoría con auténtica belleza plástica.

No es el pintor denso, analítico, aparentemente fuerte y vigoroso. Es todo ello unido a la liviandad que tiene en el contorno vibraciones de inestable vitalidad. De un contenido evocativo del movimiento de grupos y conjuntos que encuentran su posición en la simple consola o en los los instrumentos de un concierto terminado.

Dufy traza con sus líneas una estética rítmica que no precisa la geometría rígida. Busca ante todo con saber determinante en los espacios. Crea su estilo. A veces le basta un solo color diluido que toma el plano, sobrepasa el contorno, y prosigue decantando su transparencia hasta entonar la virtud de una musical armonía.

Otras es el trazo corto, acotado, que queda del aguado y repasa en aparentes correcciones hasta lograr la puesta en marcha de su movilidad, si no del personaje en si, de la figura plástica que queda impresa con maestría.

Es variable, como todo interprete. De acuerdo a su motivo y estado de ánimo, invade con los pinceles que le son siempre fieles para expresarse.

No le interesa el dibujo correcto. Despeja si inflexible hacer con el despertar de una amplia visión que se expande generosa, abierta, múltiple. Y las líneas se expanden en un vértigo de infinita gracia. La estilización fluctúa entre una depurada versión, o a través de grueso y conciso trazo.

La escritura del dibujo flamea dentro de la zona colorida. Muchas veces la línea queda entre medio del color, y esa doble faceta alterna como recurso visual de extraordinaria potencia. Es como una duda a sabiendas de su solución. Es el "cachet" de un artista que en el lujo de su maestría, concreta aspectos que en manos no diestras  como las suyas sucumbirían en la falsa gracia o en la falsa postura. Es Raoul Dufy.

"La Jelee D'Hon Fleur" es el típico cuadro del gran estilista francés. Ha alcanzado aquí Dufy la magia del color. Del hacer casi "sin nada", y de volcar un espacio armónico con acentos de extraordinaria justeza, que tienen en algún color cálido la mira en donde gira como un faro la luz.

Ver:

El Museo Nacional expondrá la obra del pintor Raoul Dufy, por Eduardo Vernazza - Diario El Día (Montevideo, 16 de marzo de 1977, pág. 15)

Los inicios de Raoul Dufy como pintor hasta 1908. Dora Perez-Tibi.

22 jun 2015

Conferencia de Dora Perez-Tibi, Historiadora del arte y comisaria de exposiciones, dentro del curso "Raoul Dufy en el origen de las vanguardias", organizado entre marzo y mayo de 2015 por Museo Thyssen-Bornemisza con la colaboración de la Comunidad de Madrid. → 25 de marzo, salón de actos del Museo Thyssen-Bornemisza (Madrid).

Raoul Dufy y los felices años veinte. Mª Dolores Jiménez-Blanco.

22 jun 2015

Conferencia de Mª Dolores Jiménez-Blanco, Profesora de Historia del Arte, Universidad Complutense de Madrid, dentro del curso " Raoul Dufy en el origen de las vanguardias", organizado entre marzo y mayo de 2015 por Museo Thyssen-Bornemisza con la colaboración de la Comunidad de Madrid. → 22 de abril, salón de actos del Museo Thyssen-Bornemisza (Madrid).

por Eduardo Vernazza
Diario El Día (Montevideo, Uruguay)
27 de marzo de 1977)

 

Ver el blog

Catálogo pinturas y dibujos del artista de Uruguay Eduardo Vernazza por el cineasta Dennis Doty (Irlanda/Estados Unidos)

 

Ver Dennis David Doty en Letras Uruguay

 

Ver Eduardo Vernazza en Letras Uruguay

 

Editado por el editor de Letras Uruguay

Email: echinope@gmail.com

Twitter: https://twitter.com/echinope

facebook: https://www.facebook.com/carlos.echinopearce

Linkedin: https://www.linkedin.com/in/carlos-echinope-arce-1a628a35/ 

 

Métodos para apoyar la labor cultural de Letras-Uruguay

 

Ir a índice de ensayo

Ir a índice de Eduardo Vernazza

Ir a página inicio

Ir a índice de autores