Figari

poema de Juana de Ibarbourou

 

Pedro Figari - Autorretrato (óleo s/cartón)

Pedro Figari, Preparando el candombe

 

Barbado amigo ya en la gloria pura, Donde los

bosques son laurel y mirto
Y han de cebarte tu criollo amargo

Arcángeles retintos.

 

(¡Oh, qué sonrisa!)

 

Barbado amigo que te fuiste un día,
Ya bien seguro de quedarte siempre,
Entre los hombres que te dieron himnos, Finos

puñales y terribles mieles:

 

(Ah... ¡qué sonrisa!)

 

Aquí tenemos tu pasión y sueños En los colores

y la intensa vida,
Que trasplantaste de tus propias venas,
Al mundo inmóvil que por ti respira.

 

La muchedumbre que creaste anda,

Entre nosotros, con el mismo fuego,

¡Con que latiera por tu pulso joven
Y tras el pecho de encrespados duelos.
Tus criaturas nos donaste hechas.
Ya para un mundo que no tiene muerte,
Y las forjaste como tú, sin hieles,
De frentes claras y de puños fuertes.

 

Aparta un poco los ramajes sacros,
En esos bosques de laurel y mirto

E inclina el rostro de agrisadas barbas,

Hacia tu oscura multitud de hijos.

 

Verás, poeta que pintando hablaste,
El resplandor que de tu sangre queda.

Eres de aquellos que al marcharse dejan,

Para siempre encendida su lucerna.

Juana de Ibarbourou.
Revista Nacional - Año VIII Nº 91

Montevideo, julio de 1945
Ministerio de Instrucción Pública

 

Texto digitalizado y editado por mi, Carlos Echinope, editor de Letras

email echinope@gmail.com

twitter https://twitter.com/echinope

Twitter: https://twitter.com/echinope

facebook: https://www.facebook.com/carlos.echinopearce

linkedin: https://www.linkedin.com/in/carlos-echinope-arce-1a628a35/ 

 

Métodos para apoyar la labor cultural de Letras-Uruguay

Ir a índice de poesía

Ir a índice de Juana de Ibarbourou

Ir a página inicio

Ir a índice de autores