Comisión Nacional de Bellas Artes

Premio "Juan Manuel Blanes 1964"

Grabado - Dibujo

por Eduardo Vernazza

Suplemento Huecograbado del diario "El Día", Montevideo, 19 de julio de 1964

Ilustraciones, y texto, escaneado del Suplemento mencionado (papel diario)

 

"Tristeza campesina" xilografía de Silveira Silva

Por primera vez toca a estas artes llamadas menores tan injustamente, como se verá por lo que evolucionaron a través de los años, la dilucidación del Premio “Juan M. Blanes”, instituido por el Banco República, para ser disputado por artistas nacionales. En años anteriores se trató, dentro de las artes plásticas, escultura y pintura. Hoy, la Comisión Nacional de Bellas Artes, organiza la muestra en sus galerías, y estas obras lucen como la exposición más pareja y difícil para un jurado, que tuvo que ver con la adjudicación del Premio. Como el reglamento lo estipula, éste debe otorgarse en un mínimo determinado. Cuando la muestra se abrió oficialmente, ya estaba, al lado del conjunto premiado, la correspondiente información. Tocó la distinción al joven artista Sr. Nelson Ramos, quien viene reuniendo premios y nombramientos para figurar en las exposiciones más importantes, como ser la Bienal de Venecia de 1964, y otras de suma jerarquía.

Si como dejamos sentado, la muestra se caracteriza por lo valioso del envío, se estuvo a tono con un equilibrio que les diferencia uno a otro sustancialmente, haciendo de ellos una representación formal de cada artista, lo que adjudica aún más, la riqueza de conjunto, como hace mucho no se logra en nuestro medio.

Se puede estar de acuerdo o no con algunas de las tendencias exhibidas, pero dentro de ellas nadie podrá negar que los exponentes recurrieron a lo más selecto de ellas para dar a la exposición la verdadera línea que calibrara el alcance conceptual de cada forma expresiva. Esta por lo demás, atiende muy justamente la sobriedad y la valorización técnica, así como plástica, que es dable esperar de un concurso importante. Si bien hemos hecho notar en ios otros concursos la falta de invitaciones a los artistas representativos o naturalistas, o intérpretes pictóricos y escultóricos de la naturaleza, y ser parciales generalmente con la elección de artistas abstraccionistas, en ésta, y para hablar justamente, se produce un equilibrio de cada una de dichas manifestaciones. Lo que es en realidad un logro. Si a ello agregamos lo referido anteriormente con respecto a la riqueza y limpidez de los medios técnicos, llegamos a la conclusión de que la armonía concuerda en todos ios detalles. Los artista» invitados al concurso, y en esta ocasión han sido: Luis Mazzey, Margarita Mortarottí, Nelson Ramos, Claudio Silveira Silva, Glauco Capózzoli y Leonilda González. Como invitados de honor, lo fueron los artistas Carlos González y Carmen Portela.

"Troperos" xilografía de Luis Mazzey

Luis Mazzey representa en la exposición a los artistas ya maduros. Su obra es sin duda una concepción entrada en una fuerte fibra expresionista y de notable técnica. Las estilizaciones, si bien no llevan esa ligera sensación, son en su solidez, la representación de una típica y ruda presencia campesina, que tiene en Silveira Silva el oponente joven de mayor mérito en esta tesitura de tipos populares. Recientemente, el grabador ha expuesto, y comentamos sus trabajos con admiración en sus conocimientos, lo que repite en el presente con una notable serie de xilografías. Es Silveira Silva un grabador firme, rotundo en su dibujo. Un artista que poco a poco, asume proporciones que ya le sindican entre los más importantes de nuestro medio. Sus fuertes contrastes de blancos y negros, median en el rayado una grisácea composición generalmente más cerca de lo frontal. En otra medida completamente distinta, se hallan las xilografías de Capózzoli. Aquí el estilizado cobra una de las más felices formas que hemos tenido oportunidad de observar entre ¡os grabadores. L& simplicidad del concepto deja amparo a grandes espacios. Es cierto que éstos se limitan con una gracia especial, y lo sugerente del tema, aún fuera de limites más severos, se maneja con un estilo fino, y tal vez algo ilustrativo, pero sumamente sustancial en su delicada faceta decorativa. En su manera, es de una preciosa vitalidad imaginativa, de un acabado oficio en cuanto a impresión y trabajo de corte se refiere; agregándose a ello el color en una moderna aplicación. Su trabajo "El sueño", serigrafía, nos muestra un aspecto técnico muy apreciable que hace de su conjunto, uno de los envíos más parejos. Leonilda González ha encontrado una temática favorable a sus condiciones de grabadora.

La xilografía, o sea el grabado sobre madera, la destaca como valor que se ha afirmado totalmente. Los bosques de pinos y ios niños, componen sus motivos, y en ellos campea una inocente variedad, en la cual la grabadora deja, como punto culminante de sus blancos, las siluetas de niños en sus juegos, que además de darle oportunidad de quebrar la rigidez de los pinos — árboles que siempre son suyos en los grabados — ponen la blanca nota en pianos extensos de rayados o negros, que conforman su característica más determinada. Podemos agregar que ia obra que le representa es de los años 1958 al 63. Como contraste total, se bailan los grabados de Margarita Mortarotti, artista que se halla en una línea completamente opuesta a los anteriores. Sus grabados adquieren presencia mediante unas formas de espacios y abstracciones. Puede decirse empero, que fuera de esta limitación en cuanto al tema, su obra se manifiesta por una inmejorable labor técnica, de la que saca una sobria y sencilla participación de las tintas en estructuras de ritmos, en los cuales prevalece una sensación informal, pero llevada con una justa medida de la composición libre. En anteriores trabajos, tal vez mantenía más variedad de color o tintas, de formas de expresión en las cuales ahondaba ¡os efectos y ios procedimientos. Hoy, ha simplificado mucho, y va camino de expresar el signo, lo que si bien le ofrece esa sencillez, en cambio evade lo que mantenía un constante interés variable en sus obras. Sólo un dibujante fue invitado, y éste logró el premio, mediante una serie de dibujos a la crayola oleosa, que le muestran en raros temas, y en un dibujo insinuado.

La sugerencia del dibujante radica en su movimiento de masas de seres, que como nuevos signos se mueven a través de una enredada madeja de líneas, que van elaborando, con un agrupamiento insistente, una armonía que tiene su punto más destacado en lo lineal de su concepto. La crayola, aprovechada en su grasosa calidad, encuentra en estos trabajos una riqueza que revela matices de grises, y agregado ello a los blancos que forman la más amplia sensación de espacio, los acentos negros aplican la severa decisión del artista en afirmar unas composiciones de grandes dimensiones, las que encuentran una faceta original, así como insistida, pero aguda en su carácter. Agrégase a esta muestra, los dos invitados de honor; Carlos González es siempre el maestro que tuvo por original forma de expresión los hechos y cosas populares. Generalmente agrupa o circunda e! margen de su composición con tipos y escenas del campo. Y su peculiar objetivo se halla en esa motívidad de elementos que afrontan una caricaturizada versión, sin que por ello, y muy por el contrario, se debiliten los verdaderos valores del grabado. La punta seca, otra posibilidad de! grabado, está representada por la Sra. Pórtela. La artista pone una nota de fineza en sus trabajos, y en ellos traduce una imagen que sigue siendo obsesiva, tal como hace muchos años iniciara su actuación en nuestro medio, con una exposición de esculturas y grabados en “Amigos del Arte”. De entonces acá, sigue siendo sutil grabadora, que conoce la técnica y saca partido de ella como pocos en su especialidad. Tipos generalmente estilizados, imágenes, más que naturalismo. Una muestra del grabado, como pocas se han logrado reunir, repetimos, en el correr de los años.

por Eduardo Vernazza (Especia! para EL DIA)
Diario El Día (Montevideo, Uruguay)
Suplemento Huecograbado del diario "El Día", Montevideo, 19 de julio de 1964

 

Ver el blog

Catálogo pinturas y dibujos del artista de Uruguay Eduardo Vernazza por el cineasta Dennis Doty (Irlanda/Estados Unidos)

 

Ver Dennis David Doty en Letras Uruguay

 

Ver Eduardo Vernazza en Letras Uruguay

 

Editado por el editor de Letras Uruguay

Email: echinope@gmail.com

Twitter: https://twitter.com/echinope

facebook: https://www.facebook.com/carlos.echinopearce

Linkedin: https://www.linkedin.com/in/carlos-echinope-arce-1a628a35/ 

 

Métodos para apoyar la labor cultural de Letras-Uruguay

 

Ir a índice de ensayo

Ir a índice de Eduardo Vernazza

Ir a página inicio

Ir a índice de autores