Los temas camperos de Blanes
por Eduardo Vernazza

Diario El Día (Montevideo) enero de 1962

Título: Amanecer
Autor: Juan Manuel Blanes (1830-1901)
Técnica: Óleo
Soporte: Tela
Medidas: 38 x 30 cm
Realizado: c.1878
Ubicación: Museo Nacional de Artes Visuales
Exhibición: Sala 2

Juan Manuel Blanes, intuyó sin duda el desarrollo de la pintura de nuestro temario criollo, y aunque su formación europea, distrajo en gran parte su idea folklórica del Uruguay, no olvidó en nada sus características que aplicó en sus cuadros de historia —detalladamente documentados— y más que nada, en esa notable serie de motivos gauchos y escenas de campo que con extraordinaria vivencia plasmó en bellos cuadros que perfilan el tipo de nuestro hombre de campo y sus vidas, recostados al rancho o en faenas y juegos que le eran proverbiales. Ya antes el tema de nuestros indígenas llamaba a la puerta de su competente escala pictórica, y aunque en sentido simbólico, llevó al lienzo figuras y conjuntos, que mantenían la histórica versión de los primeros habitantes del Uruguay. Esto le apasionó, y logró obras de bellísimas armonías, en grises y azules que culminan con "El Ángel de los Charrúas”, un verdadero emblema de la raza desaparecida... Si en sus cuadros históricos, repetimos, el pintor se documenta, y nos ofrece la verdadera estampa del gaucho guerrero e idealista en el concepto de Libertad —lo que se aprecia acabadamente en su enorme tela de los ''33 Orientales”, y en otras de categoría y difícil solución, como la ‘‘Batalla de Sarandí”, tomada en el más intrincado "entrevero”— el ensayo del cuadro de tipos y escenas comunes a su vida, dejan un saldo de inquietud y de miras al porvenir de la pintura nacional, que muchos artistas luego, en distintas formas, encausarán por técnicas que se allegan hasta lo moderno, dentro de fases diversas, y con interpretaciones acordes a cada personalidad artística.

Juan Manuel Blanes La taba Óleo sobre tela, 30 × 39 cm Museo Blanes Juan Manuel Blanes Escena campestre

Es pues, el cuadro de costumbre, un género que Blanes cultivó con marcada solvencia, y un gusto que se trasunta en lo acabado de los personajes, y en su deseo de destacar fielmente todos los atributos que le eran afines. Blanes tenia, como anticipo, únicamente las acuarelas o dibujos y grabados de pintores viajantes extranjeros, que documentaban nuestra vida, pero fue él quien descubrió la belleza plástica del gaucho y su estampa, quién la trazó y pintó junto a la línea de cambiantes horizontes, como una expresión romántica de una lejana nostalgia, muy particular en el ánimo del criollo. Así surgen sus figuras, en la pereza del descanso junto al caballo, en el ademán pensante y vago, que deja el rumor de la lejanía, y el recreo de sus juegos favoritos, como “La Taba”, escenas de maravilloso colorido, y de crecido juego de composición de elementos de nuestra tierra... No podía escapar a su sentido, las escenas del trabajo de campo, como las domas y el enlace de animales salvajes; pero más que nada, llamó a la sensibilidad de Blanes, ese rico ambientar que rodeaba al gaucho, y se entregó al colorido que demandaban sus preciosas prendas, las que con amor fijó como nadie. Razonador por naturaleza, y más por imposición de su criterio de artista, Blanes mantuvo estas escenas y figuras. dentro de un carácter, que si marcaba las horas, no estaban aún en la soltura de una interpretación ágil de la luz, y sí de un concepto formado en el espíritu del personaje.

Por ello Blanes no separa nunca a su figura de la atmósfera y de los elementos que se le acuerdan, sino que compone la aureola hasta darnos la melancolía, la tristeza y la feliz expansión del hombre que mira a la distancia, y recoge en sus ojos toda la naturaleza que le pertenece... Ya lo tiende a la sombra del criollo arbusto, y mientras el bruto pasta, el gaucho recuesta en su mano el pensamiento, o sus manos apoyadas en la nuca desperezan su libertad, para con el alba comenzar de nuevo ante el cielo aún brumoso, o ante el azul expectante, prometedor de la radiante visita a la china... En “Los tres Chiripaes”, una de las piezas más valiosas del pintor en tal género, se combinan, no sólo las tres épocas a que alude documentalmente el pintor, sino que el contraste del colorido, maneja una variante de bellísimos cromatismos a plena luz. Este cuadro, y otros, son dignos de estudiarse detenidamente para advertir hasta dónde Blanes, sin ser impresionista a la medida técnica de la Escuela, supo ver a campo libre la aurora de una pintura que revolucionaria toda la idea del color... Aún encerrado en su conciencia de pintor a la italiana. Blanes ve en su tierra una nueva formación del color a “pleno aire", y aún —sospechamos— no pintara sus escenas directamente y si tomara apuntes para ellas, los que trabajaba luego, las mismas sostienen una vitalidad de firme y definido contenido, encarado con atributos propios e interpretados en la gama de una luz nuestra.

Su meticuloso estudio de los ropajes en la Academia Italiana, le llevó a saber cómo desarrollar la vestimenta del gaucho con gracia y con plástica desenvoltura. De allí que surgieran esos ponchos al hombro y con caídas, o en su alada visión al viento del campo, como en “Los dos caminos", bella soledad de dos gauchos que como dos épocas o ideas, marcan las rutas que creen mejores...

Esa displicente “Taba” que el sirve a Blanes para cuatro actitudes distintas que configuran una realidad que el cielo, el rancho, y el sol, completan. La roja aurora en el ropaje de un gaucho apoyada al palenque, visto y adivinado en un esfuerzo por reanudar el día... Diríamos que éstos pequeños cuadros de Blanes son símbolo de nuestra tradición, y temario marcado para el porvenir.

Juan Manuel Blanes Escena campestre Museo Blanes

Juan Manuel Blanes Los dos caminos

 

por Eduardo Vernazza
Diario El Día (Montevideo, Uruguay)
enero de 1962

 

Ver, además: Juan Manuel Blanes y el retrato, por Eduardo Vernazza - Diario El Día (Montevideo) 23 de enero de 1962

 

Ver el blog

Catálogo pinturas y dibujos del artista de Uruguay Eduardo Vernazza por el cineasta Dennis Doty (Irlanda/Estados Unidos)

 

Ver Dennis David Doty en Letras Uruguay

 

Ver Eduardo Vernazza en Letras Uruguay

 

Editado por el editor de Letras Uruguay

Email: echinope@gmail.com

Twitter: https://twitter.com/echinope

facebook: https://www.facebook.com/carlos.echinopearce

Linkedin: https://www.linkedin.com/in/carlos-echinope-arce-1a628a35/ 

 

Métodos para apoyar la labor cultural de Letras-Uruguay

 

Ir a índice de ensayo

Ir a índice de Eduardo Vernazza

Ir a página inicio

Ir a índice de autores