El dibujo, base de las expresiones plásticas

Temas de arte por Eduardo Vernazza

Diario El Día (Montevideo)

El dibujo analítico, veraz, de intenso registro psicológico, y que maduró con célebres artistas de la línea, en juego a una imaginación fantástica, reclutó en la Historia del Arte secuencias infalibles de insignes creadores: Durero, Granach, Holbein, Ingres, Dalí...

Muchos años después tomó ese carácter de dibujo, una Escuela que intrigó las nuevas vertientes, que seguían una copia naturalista o la vigencia interpretativa de las cosas.

Con el advenimiento del surrealismo, encuentra el dibujo una formidable teoría que desarrolla todo un caudal de fantasía, y expresa una nueva visión interior.

Una visión que se hace pesadilla, ensoñación, en la que tienen que ver los estados de ánimo, la fuerza intensa de la vida de les sueños, sus raras conformaciones que toman formas, en las que se estiran como ligamentos los músculos y las ambiciones plásticas de sus cultores, que escarban en una nueva sensación las llagas humeantes de una raza infernal, en la que predominan y habitan monstruos, y vuelven a sentar el género en la estilización y en las perspectivas, tanto de la naturaleza como de la figura humana, a la que rastrean de revés, recalcando introspectivas reacciones tremantes en la línea desorbitada, o en la desolación del espacio vacío.

Si la pintura es la que sobre la superficie deja el llamado a la sensibilidad por el color, el dibujo está debajo con el esfuerzo de la estructura. Ligando una y otra pieza o plano a la composición, a la armonía que el cromatismo viste de otros aportes más legibles y tal vez menos fuertes. Es por tal causa que el dibujo es el que provoca la reacción de una fórmula o Escuela a otra. Y es el dibujo el que hace rendir a Ingres, un gran Maestro que admiraba a los griegos...

Y desde otro punto de vista se convierte en la obsesión de Cezanne, en su faceta geométrica, que lanza los principios del cubismo, o sea del dibujo aplicado a los planos con las formas y volúmenes. Y el que hace añorar a la pintura “como la de los Museos”, porque ha descubierto que el impresionismo se deshace en la luz, y pierde el dibujo, precisamente por envolver en la atmósfera e Interpretar la naturaleza en sus medios más directos y al “pleno aire".

Después, la abstracción enmudece en parte el dibujo. Llega incluso a ser poco menos que despreciado por los “informa-listas”, que reniegan de él.

Indudablemente que, aunque estas teorías fundamentaron buena parte del hacer plástico, no era todo lo que se decía y se hacía. Se estaban incubando otras búsquedas. Y pasando por alto muchas expresiones, llegamos hoy a concretar que el dibujo se presenta como una de las más importantes realidades para sostener cualquiera de las artes llamadas mayores. También el dibujó como valor en sí mismo, se convierte en obra de arte y compite junto al grabado, con la pintura. Incursiona en muchas de sus excepciones de antes, como ser la dimensión y el color, y verifica una penetrante riqueza conmovedora en muchos aspectos referentes al drama del hombre en todos sus aspectos.

Llega a nuestros días el dibujo en toda su potente reclamación. Porque la figuración vuelve a imperar en los campos internacionales del arte. Naturalmente que, como siempre, y en toda época, no será la única versión, pero sin duda está avanzando con clara evidencia, y no dando respiro a los que lo dejaron creyendo que era ya cosa del olvido. Sin querer creer que el color y la mancha llevan en sí dibujo en su intención con el plano, y que fuera del rigor preciso del dibujo de línea y contorno, lo que va dentro es también dibujo, ya que implica proporción, distancia entre línea, mancha, y contorno.

Por lo tanto, habrá que comenzar a tratar frente a la naturaleza los principios básicos. Y remontar luego con lo sabido la expresión que cada uno lleva en sí para brindar, dentro de su personalidad, el color, modelado, o la gubia del grabado.

En la actualidad hay ya algunos grandes pintores dentro de tal tesitura, realizando obras de figuración con el más prolijo juego del dibujo, entendiendo por ello, no ese correcto andar del lápiz copiando, sino llevando a cabo la grande y verdadera función interpretativa, que configura la estructura y, la arquitectura de la obra. Por otra parte, el dibujo se convierte en un arte que va tomando posesión de sus recursos, adaptándose Perfectamente con toques de color y combinaciones de lápiz gaso-pastel, sin caer por ello fuera de la órbita de su género o carácter.

 

por Eduardo Vernazza
Diario El Día (Montevideo, Uruguay)
1 de enero de 1978

 

Ver el blog

Catálogo pinturas y dibujos del artista de Uruguay Eduardo Vernazza por el cineasta Dennis Doty (Irlanda/Estados Unidos)

 

Ver Dennis David Doty en Letras Uruguay

 

Ver Eduardo Vernazza en Letras Uruguay

 

Editado por el editor de Letras Uruguay

Email: echinope@gmail.com

Twitter: https://twitter.com/echinope

facebook: https://www.facebook.com/carlos.echinopearce

Linkedin: https://www.linkedin.com/in/carlos-echinope-arce-1a628a35/ 

 

Métodos para apoyar la labor cultural de Letras-Uruguay

 

Ir a índice de ensayo

Ir a índice de Eduardo Vernazza

Ir a página inicio

Ir a índice de autores