Artistas y exposiciones

Carlos Maria Herrera

por Eduardo Vernazza

Diario El Día (Montevideo, nov 1961)

El texto publicado en el diario incluye, solo, la imagen en blanco y negro del "Autorretrato".  

La foto de la obra se tomó del acervo del Museo Nacional de Artes Visuales

Título: Autorretrato
Autor: Carlos María Herrera (1875-1914)
Técnica: Óleo
Soporte: Tela
Medidas: 77 x 70 cm
Realizado: c.1912
Ubicación:
Museo Nacional de Artes Visuales

En la tarde de ayer, se inauguró, en el local de la Comisión Nacional de Bellas Artes, la esperada exposición del gran artista nacional Carlos Maria Herrera. La muestra consagra a esta altura, en que las artes han llevado una inclinación cada vez más acentuada a la falta de estabilidad, una obra que trasunta una trayectoria firme y decididamente importante en la pintura nacional y de América. De América, porque Herrera, no solo pintó cuadros fuera del país, y en la República Argentina, sino que su fineza y maestría en la técnica al pastel, hizo que se admirara su obra como una expresión colorista de la más fina calidad. Por primera vez se puede pulsar toda la extensión de la escala cromática del pintor, y agregaríamos, temática. Sus grandes cuadros históricos, como "Artigas en la Meseta”, y "Grito de Asencio”, se han agrupado junto a las etapas fundamentales de su producción. Las realizadas como pensionado en Madrid y Roma, y la mas copiosa, llevada a cabo en nuestro país, y que incluye toda la pintura intimista y sensible, plena del romanticismo del 900, ayudado sin duda por las vestimentas y tules de los que sacó especial partido en los retratos de damas, a los que idealizó de tal modo, que fue el pintor de la sociedad de su tiempo. Desde 1905 a 1914, es que lleva a cabo en el Uruguay la importante obra de su madurez. Funda el Círculo Fomento de Bellas Artes, y es fecunda la creación que le lleva a combinar notables efectos, y entabla de los primeros en nuestro país el juego del luminismo, que ha de convertir en color, las medías tintas, y aún las sombras... El color reflejo tiene en su obra importancia capital, y se verifica en su riqueza, tanto en los pocos paisajes, como en los desnudos y retratos. En realidad, éstos últimos constituyen las piezas por excelencia de su extensa obra que inculcó en ellos la elegancia, y la rica versión de las sedas, estilizando la composición, y exaltando la belleza. Vista en su plenitud de cien cuadros, la pintura de Herrera es representativa de una vocación que no vacila ni descansa. De un espíritu de trabajo acorde a su voluntad de vencer dificultades, y a la alegría de crear, en el desborde de una maravillosa eclosión de color, que si tiene de Sorolla —uno de sus maestros— la virtud del aire y la pincelada larga y ágil, conserva sin embargo ese calor interior que le hace suya, sin imitaciones de ninguna especie.

Es dable observar en los estudios y en las manchas de campo y cabezas de paisanos, un especial desprendimiento de todo lo que podría intimarle a la severidad, y es entonces que preciso y rápido, reconocemos el porqué puede llevar a cabo la gran pintura. Porque en aquellos estudios, la franca pincelada deja a flote la riqueza de su amplitud de trazo, que luego será de extraordinaria limpidez en los cuadros de Historia.

por Eduardo Vernazza
Diario El Día (Montevideo, Uruguay, nov 1961)
 

Ver el blog

Catálogo pinturas y dibujos del artista de Uruguay Eduardo Vernazza por el cineasta Dennis Doty (Irlanda/Estados Unidos)

 

Ver Dennis David Doty en Letras Uruguay

 

Ver Eduardo Vernazza en Letras Uruguay

 

Editado por el editor de Letras Uruguay

Email: echinope@gmail.com

Twitter: https://twitter.com/echinope

facebook: https://www.facebook.com/carlos.echinopearce

Linkedin: https://www.linkedin.com/in/carlos-echinope-arce-1a628a35/ 

 

Métodos para apoyar la labor cultural de Letras-Uruguay

 

Ir a índice de ensayo

Ir a índice de Eduardo Vernazza

Ir a página inicio

Ir a índice de autores