Trigo 


poema de Jules Supervielle

 

  Una dulzura dorada circula en los campos de la diosa

y nuestros pasos
se quedan prisioneros en su larga cabellera.

 

  Las altas cosechas se llenan de su delicia interior,

que va del Olimpo antiguo

hasta las puntas de las espigas maduras,

atravesando ligeramente todos los siglos,

los terrestres,
los marinos,
y los siglos aéreos que se prenden en las cumbres.

 

  ¡Oh murmullo milenario, en que las pacientes espigas

tiemblan una misma armonía

hasta el horizonte rústico!
El poniente parece la brasa feliz, de un horno que arde

para dar al pan del hombre

el primitivo color del trigo

degollado en bellos días!

Jules Supervielle
De "Himno a Ceres exótica - Coros para una exposición colonial"

Traducción especial para Teseo, de Juan Parra del Riego.

"Boletín de Teseo" Año I Nº 5
Montevideo 14 de abril de 1924

 

Editado por el editor de Letras Uruguay 

email echinope@gmail.com / twitter https://twitter.com/echinope

facebook: https://www.facebook.com/carlos.echinopearce o https://www.facebook.com/letrasuruguay/

linkedin: https://www.linkedin.com/in/carlos-echinope-arce-1a628a35/ 

Círculos Google: https://plus.google.com/u/0/+CarlosEchinopeLetrasUruguay

 

Métodos para apoyar la labor cultural de Letras-Uruguay

 

Inédito en la web mundial al 26 de abril de 2017

 

Ir a índice de poesia

Ir a índice de Jules Supervielle

Ir a página inicio

Ir a índice de autores