Ron 


poema de Jules Supervielle

 

  Es un navío que arde en una bahía de cristal;

las almas en pena
acuden desde el fondo del cielo hacia la hoguera humeante.
Y el cielo tiembla y se alza al viento

de las plantaciones aéreas

y se coloniza
para las recolecciones sin premio.

 

  ¡Y es él, el ron que casa lo real con el sueño

y corona el deseo;
él. que reconcilia el futuro con e! pasado.
Y cómo bajo su mirada todo se hace fácil ceremonia

con asistencia ardiente y para una misma ronda
ángeles y demonios se apresuran a cogerse por la mano!

 

  ¡Colonias, oh colonias: l

anzad vuestro cielo puro hacia el Septentrión,

y que un ancla del Sol atraviese al fin la nube,

y tocando la tierra de Francia,

súbito abra
el abanico florido de los manzanos!

Jules Supervielle
De "Himno a Ceres exótica - Coros para una exposición colonial"

Traducción especial para Teseo, de Juan Parra del Riego.

"Boletín de Teseo" Año I Nº 5
Montevideo 14 de abril de 1924

 

Editado por el editor de Letras Uruguay 

email echinope@gmail.com / twitter https://twitter.com/echinope

facebook: https://www.facebook.com/carlos.echinopearce o https://www.facebook.com/letrasuruguay/

linkedin: https://www.linkedin.com/in/carlos-echinope-arce-1a628a35/ 

Círculos Google: https://plus.google.com/u/0/+CarlosEchinopeLetrasUruguay

 

Métodos para apoyar la labor cultural de Letras-Uruguay

 

Inédito en la web mundial al 25 de abril de 2017

 

Ir a índice de poesía

Ir a índice de Jules Supervielle

Ir a página inicio

Ir a índice de autores