Métodos para apoyar la labor cultural de Letras-Uruguay

 

Si desea apoyar la labor cultutal de Letras- Uruguay, también puede hacerlo por PayPal, gracias!!

 

El sol padre

poema de Carlos Sabat Ercasty

 
 

Padre fértil, múltiple, desenfrenado, todo!

Insondable potencia del germen de los seres!
León celeste!
Potro cósmico!
Toro astral!
Águila de llamas!
Arquero innumerable de las vidas!
Primavera del fuego!
Nudo de las sangres con las sangres!
Raíz profunda de los abrazos!
Luz de los gérmenes
que hacen los caminos de los choques ávidos!
Ola de las formas!
Aliento de los pechos encontrados!
Ala violenta de los deseos y los vértigos!

Estrella fálica

que traspasas el vientre de tus planetas nupciales!

 

Padre fértil, múltiple, desenfrenado, todo!
Divino incendio de la energía cósmica!
Frente de fiebre y de oro en los celestes océanos!
Inagotable pensamiento
de las creaciones arcanas
que flotan y giran en los maternos abismos!
Rueda de la luz
en el tiempo infinito del amor!
Mano de todas las siembras!
Arado de los días y los siglos!
Proa encendida sobre la eternidad!
Nave de los infinitos incesantes!
Pozo de fuego en la entraña de la noche!
Genitor de los mundos musicales y acordes!

Esposo dorado de las Tierras jóvenes!
Padre total de las ciudades y las selvas,

de las aves puras del aire y los peces nacarados y traslúcidos!
Padre fértil, múltiple desenfrenado, todo!
Viajero firme en el ritmo de los universos!
Pecho de la acción y del deseo que avanzas tus pulsos ansiosos
por la ruta insondable de la realización y del destino!
Estrella de diáfanos sueños
que cruzas por el éter de la mente infinita!
Genio de los caminos celestes!

 

Padre fértil, múltiple, desenfrenado, todo!
Labrador de las manos bronceadas

que desenfrenas las matrices pródigas

sobre la errante modulación de las lomas

y el llano de caderas resistentes y firmes!
Labrador leonado que de un planeta al otro

hundes el surco eterno para el mayor misterio

donde despierta del sueño anual tu trigo de oro

y el vientre prometido siembras de un germen próspero.

Labrador milagroso de la encendida arcilla

que se hace carne y alma,
y tiene un Sol si es hombre y una Tierra si es hembra.

Labrador de los hombres azules de mediodía,

y los brazos dorados de miel y llamas ágiles, y el pecho rítmico
de un sólo fuego ondeante en el corazón

enardecido de estaciones florales

y sereno de días que maduran.

 

Padre fértil, múltiple desenfrenado, todo!
Hierve la sangre de las bocas y los sexos!
Levanta el golpe mágico de las arterias rojas!
Corre tu luz nerviosa
sobre los muslos y los vientres!
Penetra con los hombres en el abismo de las hembras!
Ponle frutas y savias a los olores camales!
Aceita de voluptuosidades y de lentos deseos

las caricias de las manos largas

y las zarpas de las fieras eléctricas!
Vierte vino, y miel y leche
en las miradas ebrias que se encuentran
y van tocándose con un vigor de tacto!
Enfurta las mujeres de ensanchadas caderas

que balancean la onda de amor, recién gozado,

desde el tobillo fino de pulida manzana

al cuello de racimos y los hombros de luna!
Arrastra por los úteros astrales

tu repetida ola de las formas.
Galopa con nosotros, con todos nosotros,
sobre los potros elásticos de la luz y las llamas,

hasta que dance unánime la fiesta

de las ciudades y los campos.
Anúdanos los brazos creadores y eléctricos.
Ensancha las narices
ron las fragancias tibias y fecundas,
y abre a las vírgenes, de una esperanza espléndida,
desnudas y desmayadas en el fuego,
cot: la carne balsámica y jugosa
de tus jóvenes ebrios de ímpetu!

 

Sol de los hombres!
Sol do los varones!
Sol de los toros!
Sol de los potros!
Sol de las carnes y las médulas activas!
Sol de las carreras furiosas y orgíacas!
Sol de los cuerpos humanos,

espléndidos de rosas, musicales de ritmo,

sobre las rutas y las playas del mundo,

bajo la carga rubia de la luz y del aire!
Sol de las selvas sedientas y tibias,

con un olor antiguo de sagradas resinas,

balanceadas de luz, de pasión y de anhelo

desde la sed inmensa de la raíz arcana

al roce de las hojas y las chispas del polen!
Sol de los chivos saltantes y lúbricos

que agitan en el aire que rozó a las chivas

el nido de cantáridas de sus barbas calientes!


Padre fértil, múltiple, desenfrenado, todo!
Sol de las primaveras antiguas,

de los altares quemados de sangre,

de las vírgenes en los sacrificios

cuyas carnes fragantes, nuevas y apretadas,

de juventud floral y frutales abismos,

devoró la boca de las llamas rubias!
Sol de los indios ebrios de amor, curvos como arcos,

acechando en la selva la hora tenaz del rapto!
Sol de las purísimas esposas,
de las vírgenes celestes que la luz abrazaba
en los templos de oro y de fuego de la América indígena!
Sol de los jaguares de fogosas pieles,
de las anchas bestias flageladas y mordidas
por los azotes lúbricos,
de los pumas de mimos filosos,
de los sangrientos pumas sollozantes y guturales
que se rayan la piel y se muerden los cuellos
mientras fornican en las selvas mudas
electrizadas bajo los mediodías!


Sol de los ritos crueles
Sol de los misterios primaverales y fértiles!
Sol de los cultos fálicos y los himnos afrodisíacos!
Sol de las fiebres agrietadoras y cortantes!
Sol de la Tierra estremecida y desnuda,
de los limos hirvientes de vida,
de los Océanos de profundas cópulas,
de los recién nacidos humeantes de amor y de misterio,
de los licores de fuerzas obscuras y arcanas
que arrastran la inmensa esperanza de los astros!
Sol de la Tierra maternal, religiosa y profunda,

en cuyo pecho espléndido y lujoso

se endurece el estuche de la espiga,

la manzana empurpura su corazón de aroma

y se abre el higo y los racimos arden!


Sol de la carne inmensa, apasionada y ágil!
Estrella vital y genésica!
Astro laborioso de amor! foro celeste
que cubres tus vacas lejanas, fértiles y hondas,

mientras te adoran con una pupila vasta,

te siguen con una fuerza muda,

y se abren violentas de deseo a tu luz, ávida y tensa!


Glándula de fuego y de milagro!
Semen de los mundos!
Padre total!
El espacio es el lecho perpetuo de tus nupcias.
Tu luz sin fin es el eterno amor.
Tu sangre de fuego
hinche las arterias de tu deseo espléndido.
La mañana que viertes sobre tus planetas

gira a lo largo de sus vastas esferas.
Tu amor absoluto no conoce el descanso.
Tus bodas inmensas abisman las distancias

de tus abrazos frenéticos

a las estrellas de insondables fiebres

y vehementes maternidades cósmicas!

Tu luz difunde en tu dorada frente

una corona diáfana de pasión y belleza.
Mis oídos pegados al pedio de la Tierra

la sienten gemir bajo tu fiebre

mientras tu amor le muerde las entrañas

y las semillas cantan al abrirse.
El fuego tuyo que levantó la carne

y condensa sus brasas en las zonas viriles,

tus llamas ebrias que lamen los huesos,

tus chispas rubias que queman la carne
y estrellan las médulas,
El sexo que nos diste, hermano de tu sexo,
todo el hombre, violento y angustioso,
abraza y besa a la hija maternal de la Tierra!
El sexo de los hombres es tu mejor imagen!
El varón es sagrado, es luminoso, es mágico,
al igual de tu luz
en tus potentes cópulas de astros!


Padre Sol!
Padre total!
Padre nuestro!
Padre mío!
Padre de los varones poderosos y enérgicos!
La carne de los hombres
te comprende teda con su fuerza,
como cuando sus pechos eran tierra
y les geminaste adentro las semillas!
Los hombres danzan sobre el piso del mundo
como tú giras en la eternidad.
Tu luz hizo los ojos.
Tu fuego hizo el deseo.
Nuestras frentes curvas y armoniosas

que en sus fiebres repiten las estrellas,

son el espejo vivo de tu inteligencia

y tu destino.
En el fondo de tu ser de fuego

ahondas la raíz en el profundo espíritu!
Tu luz nace en las fuentes de inefables propósitos.
Hacia todos los seres de vida,
hacia los ríos celestes de las almas,
hacia los océanos de espiritualidad y de anhelo
que rodean las esferas planetarias,
tú viertes las arcanas esencias de Dios
y tu verbo de luz roza con su música
la altura humana de los purísimos deseos!

 

Solar y terrestre
el milagro frutal de la vida
aligeró las carnes y las sangres
hasta hacernos el vehículo de tu paternidad.
El amor de los hombres

Es una llama de tu amor.
Con el rayo más puro de tu pasión de padre

bajas desde los hombres en un divino tránsito

hasta las madres tiernas de cavidades húmedas.
Y te oyen rugir y te sienten temblar

en tus grandes incendios de toro y de león!
El hombre y tú son uno.
Su savia es como tu fuego.
Los dos ahondan la milagrosa siembra.
Tú fuiste alzando al hombre de la Tierra

y sostienes el prodigio de su vida

hasta que él la difunda y multiplique

para vencer unidos a la insondable muerte.

Ardiente y femenina la Tierra se te entrega

como se dan sus hijas a tus divinos hijos.

 

Tierra y Sol!
Hembra y varón!
Ola incesante de las formas
que levanta la luz
en la materia maternal e inmensa.


Padre Sol!
Míranos palidecer de júbilo

o encendernos de angustiosa fiebre,

mientras de pie sobre esta propia esfinge,

latentes de voluntad y enormes de esperanza,

contemplamos la longitud de tu labor

y nuestras vidas breves imitan tu trabajo.


Padre Sol!
La luz que nos diste
es lo que en nuestros ojos ve tu propia luz.
Hombre y Sol se electrizan y se sienten

compenetrados siempre por los mismos anhelos.
El corazón del hombre es profundo como tu corazón

y su pupila es larga como tu luz.


Padre Sol!
Sigue levantando en la eternidad

la ola viajera de las formas.
Sigue embriagándote de dar vueltas vitales

en el espacio celeste,
y fecundar el vientre de tus anchos planetas.
Signe moviéndote y excitando tu fuerza

en la música ascendente de las creaciones.

Avánzanos hacia lejanas y divinas estrellas.
Sigue por las rutas insondables!
Sigue en los caminos del tiempo!
Sigue! Sigue! Sigue!


Ya lo sabemos.
No hay más que padres y madres
que van haciendo otras madres y otros padres!
Lo único eterno es el cambio.
Lo único perfecto es el germen.
Lo único que nace es la forma.
Lo único que perece es la forma.
Somos los caminos
de un Viajero que no muere nunca.
El impulso fue dado para siempre.
La vida empuja a la vida.
Donde muere un río de la energía

nace otro río más ancho

de otra energía más pura.
La vida se agolpa y se descarga,

descansa y comienza.
Los espacios están estremecidos y violentos

como vientres que van a parir.
Los astros son los hijos de los astros.
El ritmo de la eternidad

está marcado en el círculo de la luz

con mundos agonizantes y con soles nacientes.
El ser comienza en el ser y termina en el ser.

Hombre y Sol correrán eternamente con su esencia divina
hacia una superación más alta en cada cielo!


Sol!
Padre Sol!
Semilla de mundos que no han sido.
Apura el crecimiento de las vidas'.
Fatígate, agota tu amor, vacía tus fuerzas!
Anúlate de tanto crear
hasta que todo sea un comienzo
y estemos de nuevo, más puros y más diáfanos,
en las rutas inmensas del espacio!
Duerme tu fuerza en un profundo sueño

y álzanos luego en más celestes formas!

Mira la primavera alígera

sobre mi planeta joven.
Está todo sembrado de semillas

y te espera temblando con su vientre desnudo.
Mediodía de la luz y del amor!
El hombre corre, el hombre se embriaga, el hombre se enloquece!

El campo está fragante como un lecho nupcial.
Acuesta la luz en la sedienta madre!
Abrázanos a todos ahora mismo
que de intenso pareces el corazón de Dios!
Abrázanos, quémanos, agótanos,
haz con nosotras
la fiesta tuya de la fecundación!
Mira cómo danzan las vírgenes,

cantan los árboles y las semillas,

giran tos vientos marinos,

se electrizan las selvas

y los mares se abrazan a las costas!
Los deseos se ahondan hasta el dolor!
Los nudos se hacen y rehacen hasta crear!
La Tierra entera está desmayada
en su órbita de música, de pasión, y de vértigo!
El planeta siente hasta desgarrarse el pecho!
Todo es esperanza, promesa, fruta en la flor, y niños radiantes
en los gérmenes vivos que van a tocarse!


Sol!
Padre Sol!
Sigue ardiente, erecto, anhelante, genésico...
Sigue, sigue, sigue!...
Águila de llamas!
León celeste!
Potro cósmico!
Toro astral!
Padre Sol! Padre Sol! Padre Sol!
Mi grande padre Sol!

poema de Carlos Sabat Ercasty

Revista "La Pluma" año IV Vol. 14

Montevideo, abril de 1930

 

Texto digitalizado, y editado, con el agregado de imagen, por el editor de Letras Uruguay Twitter: https://twitter.com/echinope / email: echinope@gmail.com

Fb: https://www.facebook.com/carlos.echinopearce  Inédito en el cíber espacio al 19 de diciembre de 2016.

 

Ver, además: Fiesta del Sol Inti Raymi, por Danilo Sánchez Lihón

http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/sanchez_lihon_danilo/fiesta_del_sol_inti_raymi.htm

 

Ir a índice de poesía

Ir a índice de Carlos Sabat Ercasty

Ir a página inicio

Ir a índice de autores