Poemas franceses
Ricardo Prieto

IV

Al bosque de Bologne
fui a buscar el ángel que amó Marcel Proust.
Y lo encontré idéntico, pétreo, algo burlón,
sin ira por tener que perdurar.
Vi, entre los árboles y las flores,
el alimento invisible
-vuelto al cielo, cayendo desde el cielo-
en la tierra inmensa
para nosotros, crucificados.
Parque eterno, ángel gozoso
que perdura aún,
sin ira también.
Por él iremos todos
al encuentro del tiempo perdido.

Ricardo Prieto 

Poemas franceses

Nantes, 16 de julio de 1994

Ir a página inicio

Ir a índice de poesía

Ir a índice de Prieto, Ricardo

Ir a mapa del sitio