Métodos para apoyar a Letras-Uruguay

 

Si desea apoyar a Letras- Uruguay, puede hacerlo por PayPal, gracias!!

Decálogo del perfecto dramaturgo
Ricardo Prieto

-I - 

Empieza a escribir sólo impulsado por el deseo de crear personajes. Nunca olvides que “el acto más sublime consiste en poner a otro ante ti”. (William Blake)

-II - 

Permite que los personajes hablen por sí mismos; no les insufles ni tus odios, ni tu omnipotencia, ni tus miedos, ni tus prejuicios, ni tu doctrina.

-III - 

No te dejes seducir por las palabras, los conceptos, las metáforas y los signos plásticos. En la escritura para el teatro esos son elementos casi superfluos.

-IV - 

Estudia con maniático rigor a Esquilo, Eurípides, Sófocles, Aristófanes, Plauto, Shakespeare, Moliere, Chéjov, Tennessee Williams, Ionesco, Genet y Albee. Son los más grandes maestros.

- V - 

Ama el mundo material sobre todo porque es manifestación del inmaterial. Cuando lo logres, explora con tanto ahínco el ámbito sobrenatural como el natural. No olvides las palabras de Borges: “La escritura es una artillería hacia lo invisible”. 

- VI - 

Ubica al actor en el centro del espectáculo y confiérele todo el poder. A diferencia del sacerdote, que entrega la hostia que está fuera de sí mismo, el intérprete ofrenda la propia vida metamorfoseada. Emigra desde el sitio confinado que es su propio ser para asumir al otro y lo Otro. Es la encarnación más activa del compromiso y de la piedad.

- VII -

Simpatiza con la alegría, reverencia el dolor y siente la presencia de lo terrible en todo lo que sufre y ríe, en lo que asciende y en lo que desciende, en lo que vuela y en lo que se arrastra, en lo que triunfa y en lo que fracasa.

- VIII -

Disuélvete en el no ser para crear tu obra. Renuncia al ego, a la vanidad, el intelectualismo, a la soberbia y a la falsa sabiduría. No olvides que “una cosa oculta siempre otra cosa” (René Magritte)

- IX -

Recuerda que no hay obra teatral sin un cuerpo con sangre (la acción dramática), arterias (los conflictos), nervios (el antagonismo), y esqueleto (los personajes.) 

- X -

Mantente célibe y escribe sólo desde la libertad que se sustrae del Poder y de las ideologías. Sin ella tu arte será efímero y mortal y sólo estará destinado a hacer vida conyugal con una parte del público. Por eso no busques el éxito: encuéntralo.

Ir a índice de Teatro

Ir a índice de Prieto, Ricardo

Ir a página inicio

Ir a índice de autores