Colabore para que Letras - Uruguay continúe siendo independiente

“Drácula” - Comedia musical de Pepe Cibrián Campoy y Angel Mahler

Importante acontecimiento artístico
Por Egon Friedler

“Drácula” - Comedia musical de Pepe Cibrián Campoy y Angel Mahler – Con elenco integrado por Juan Rodó, Luz Yacianci, Florencia Benítez, Daniel Vercelli, Adriana Rolla, Ignacio Mintz y elenco de 16 integrantes – Reposición y coordinación de Alejandro Cayrus – En el Teatro Metro, agosto 31

 

“Drácula” ha sido probablemente la comedia musical argentina más exitosa en toda la historia del espectáculo en el vecino país. Con libreto y dirección de Pepe Cibrian Campoy y música original de Angel Mahler fue estrenada por primera vez en 1991 en el Estadio Luna Park en Buenos Aires. Desde entonces ha estado con interrupciones varias en cartel. Se estima que el musical fue visto por más de 2 millones de personas, no solo en Argentina, sino también en Chile, España y Brasil. Su aterrizaje en Montevideo no fue debidamente preparado por una buena propaganda previa y no atrajo más público que para dos funciones. Quienes vieron la obra en la vecina orilla aseguran que la versión es más espectacular, mientras el escenario del teatro Metro resulta algo reducido para una superproducción de esta envergadura. Pero, con todas las limitaciones del caso, “Drácula” es un gran espectáculo y es una lástima que en nuestra ciudad no alcanzó el éxito que merecía.

La música de Angel Mahler quizás no tenga la calidad de la de los compositores más exitosos de Broadway, pero no carece de encanto. Tiene algunos coros muy atractivos, un vals delicioso y una melodía de amor pegadiza que funciona como una especie de “Leitmotiv” nada wagneriano. La parte musical está muy bien resuelta con canto en vivo acompañado por grabaciones orquestales y todos los cantantes-actores son sumamente competentes, con dos voces masculinas muy destacadas : Juan Rodó, que encarna a Drácula y Daniel Vercelli, que interpreta el segundo protagonista, Jonathan. Las dos mujeres, a cargo de roles principales : Luz Yaciancy (Mina) y Florencia Benítez (Lucy) realizan un trabajo muy profesional en la parte mnusical pero tienen más garra y atractivo en su desempeño teatral. La actuación femenina más completa y lograda es la de Adriana Rolla a cargo del rol característico de Nani.

La historia, escrita por Pepe Cibrián Campoy es una de las tantas variaciones sobre la novela original del irlandés Abraham Stoker ( 1847-1912). Aquí “Drácula” es, una vez más, el vampiro sediento de sangre nacido para la literatura en 1897( y más tarde para el teatro y el cine). En el “musical”, el siniestro conde tiene su castillo barroco y su séquito infernal, y está sediento de sangre fresca, particularmente de mujeres jóvenes y atractivas. Drácula perpetra maldades varias, entre ellas, seduce a la pobre Lucy y frustra su esperado casamiento, pero finalmente desiste de estropear la vida a la hermosa Mina, en quien cree reconocer a una mujer que amó hace quinientos años. Su inesperado rasgo de generosidad, le cuesta perder la inmortalidad. Finalmente debe pagar por sus fechorías y morir como cualquier mortal. 

El argumento permite una sugestiva acción escénica. Está muy bien caracterizado el alucinante grupo de sirvientes de Drácula y no son menos convincentes las distintas escenas de gitanos y de aristócratas. Los 16 integrantes del Coro revelan una impecable desenvoltura tanto en el baile, como en el canto y la actuación.

A todo ello cabe agregar un vestuario espectacular y sobre todo un alucinante manejo de las luces. En suma, fue un gran espectáculo, con múltiples atractivos, entre ellos, la hazaña del protagonista, Juan Rodó, que ha encarnado al personaje desde la primera función hasta hoy, creando un verdadero arquetipo escénico. 

Egon Friedler

Semanario Hebreo, 6 de setiembre de 2007

Ir a índice de ensayo

Ir a índice de Friedler,  Egon

Ir a página inicio

Ir a mapa del sitio