Colabore para que Letras - Uruguay continúe siendo independiente

Ciencia y mito en la antigua literatura escandinava.
El mundo mágico de la estirpe de Odín.
Hyalmar Blixen

Como este año se festeja el cincuentenario de la fundación del Club Escandinavo del Uruguay, actualmente una asociación que reúne a suecos, noruegos, daneses, islandeses, finlandeses, sus descendientes y mismo simpatizantes, es interesante evocar, en homenaje a esas colectividades, algunos temas literarios reveladores de su imaginación poco conocida en nuestro medio, y tomados, ya de las Eddas, ya de las Sagas. Elegiremos algo de la primera de las obras citadas.

LAS EDDAS

Son relatos en los que se conserva hoy lo que decían del mundo, de los dioses, de los hombres, de los gigantes y de los diversos acaeceres, los antiguos escandinavos. Con ese nombre son conocidas dos colecciones de textos bien diferentes entre sí. R. du Puget, hizo una traducción del antiguo escandinavo al francés, las distingue con estas dos designaciones: a) la más antigua y b) la Edda de Saemund el Sabio. En cambio, Luis Lerate en su traducción del islandés al español las llama así: a) La Edda Menor, o Edda en prosa., "manual de técnica de la poesía escáldica, es decir, de los skaldas o aedas escandinavos, compuesta hacia el año 1220 por Snorri Sturluson" y b) la Edda Mayor, o Edda en verso, "que es la colección de cantos". La base de los que contiene la Edda en verso se halla en un manuscrito llamado hoy Codex Regius (antes "Edda Saemundi Multiscil). Aparte puede citarse el "Codex Wormianus", que se halla en la Biblioteca de Copenhague, la "Edda de Upsal" y además, seis manuscritos que se hallan en la Biblioteca Real de Stockolm.

LA EDDA RECOPILADA POR SNORRI STURLUSON

El texto tiene un prólogo en el que se hace referencia a las migraciones de los escandinavos, parte del gran movimiento de difusión de los indoeuropeos que se proyectó sobre Asia y Europa a partir de un centro común. De ahí la similitud bastante marcada entre los himnos de los Vedas (de la India) y los de "Avesta" (de Irán). Los arios se proyectaron también sobre Grecia (aqueos), sobre Asia Menor (filisteos e hititas) y sobre Europa (germanos y escandinavos principalmente). Un jefe de los tantos de esa migración llamado Munón o Memnó tiene, entre sus descendientes al llamado Vodinn, que luego fue deificado con el nombre escandinavo de Odín, cuyo correspondiente germánico es Wotan. Vodinn continuó su marcha hacia el Norte y llegó a su país (Reidgotland) que ahora llamamos Jutlandia. Tras una estadía allí, se internó en Suecia, cuyo rey era por entonces Gylfe. Estos hombres de Asia fueron llamados Ases, y luego, con tal nombre, se designó a su familia, ya deificada. Odín se instaló en un lugar que denominó Sigtuna, ciudad de Suecia, próxima a Stockholm. Pero desde allí peregrinó hacia la actual Noruega y al llegar al mar naturalmente se detuvo. Su linaje creció y de él descendieron príncipes, los "Jaris" de los escandinavos primitivos. Importa señalar que poco a poco impusieron sobre los antiguos pobladores "la lengua de los hombres de Asia", es decir, una estirpe indoeuropea, como en pocos textos se observa con tal claridad, la transformación de un jefe valiente y afortunado, en el dios principal de un panteón, en este caso el germano escandinavo.

EL VIAJE DE GYLFE

De entre la multitud de relatos de las Eddas, vamos a escoger uno de ellos. Gylfe, el rey sueco más antiguo según la leyenda, era hombre justo y sabio, y observaba, asombrado, cómo los Ases lograban tantos éxitos; tenían el don de adivinar el pasado y el porvenir, levantaban palacios muy grandes y eso lo impulsó a visitarlos el llamado Walhall. Al llegar a él dio un nombre supuesto, Gangler, porque según antiguas supersticiones existentes en todos los pueblos (incluso entre los quichés del "Popol Vuh") se necesita saber el nombre de aquel que se va a hechizar para que la magia surta efecto. Gylfe o Gangler entra en ese recinto y es recibido en una sala donde hay tres seres divinos: Har (el Sublime); Jafn-Har (el igual al Sublime); y Thridi (el Tercero) que ocupa el sitial más alto. El visitante explica su deseo de adquirir conocimientos a propósito del origen del mundo, sus seres demiurgos, y el texto se convierte en una larga serie de preguntas y respuestas en que podemos entrever una parte de la mitología escandinava.

REVELACIONES HECHAS A GANGLER

Se explica a Gangler que el más antiguo de todos los dioses es "Allfader" (Padre de todo). Vivirá siempre y es dueño de todas las cosas, tanto las grandes como las pequeñas. Creó el espacio, el aire, la tierra y todo lo que ellos contienen.

Lo más importante que hizo fue la criatura humana, a la que dotó de "espíritu". Los justos vivirán siempre con él en Vingolf, y los perversos quedarán librados a Hel (la muerte) en el noveno mundo inferior (recordemos que los mayas y aztecas también suponían la existencia de nueve mundos subterráneos de la muerte, interesante multitud). De acuerdo con lo anunciado por la Sibila Wola, "cuando nada existía... el amanecer pertenecía al tiempo. No había ni cielo ni tierra, sino solamente el abismo de Ginnung"... "Creada la tierra, se da importancia lógicamente al hielo, pues sin duda se refiere a algún período glaciar. El hielo avanzó desde el Norte, se detuvo, y sus capas se acumularon unas encima de otras sobre el abismo de Ginnung. Pero el borde meridional del abismo de Ginnung fue deshelado por destellos. El calor, avanzando siempre más, los fundió y formó gotas de agua. El hielo está representado por el gigante Imer, que fue muerto por Odín, Wile y We. Su muerte dio por resultado la tierra; de su sangre (el agua deshelada) nacieron los mares, los lagos, los ríos; las montañas fueron hechas con sus huesos. Es, pues, una explicación, en símbolos míticos, de uno de los períodos glaciares. Con el cráneo de Imer se hizo el cielo, manteniendo en sus cardinales por cuatro enanos: Oestre, Vestre, Norde y Soedre.

En las culturas de México y Guatemala había también dioses que sostenían el cielo en los puntos cardinales. Cuando Gangler pregunta qué forma tiene la Tierra, Har responde: "Es redonda y el profundo océano la rodea". Los tres hijos de Boerr hicieron a los hombres tallándolos de dos árboles: Odín les dio el alma, Wile la razón y We el rostro, la palabra, el oído y la vista. El hombre fue llamado Ask y la mujer Embla. De ellos descienden los hijos de los hombres. Habitaron entonces el recinto de Midgôrd. Pero dichos dioses hicieron construir para sí mismos el castillo Asgôrg, donde reina Odín con Alfader (el Padre de todo). De la raza de Odín nacieron dos hijos: Natt, que significa Noche, y Dag, Día. Les dio a ambos carros y caballos y les encargó avanzar por sobre el mundo, uno tras el otro; así se formaron la oscuridad y la claridad. Se identifican con otra leyenda superpuesta. Un ser, Mundelfore tenía una hija llamada sol y un hijo llamado Luna. Ambos corren velozmente porque son perseguidos por gigantes con forma de lobo; este animal está asociado a la idea de hielo. Skoel sigue al sol y Hate, a la Luna, par devorarlos. Al final tendrán éxito. Entre el cielo y la tierra hay un camino, el puente Baefroest, que es el arco iris. Un mundo de fenómenos científicos bien observados, pero revestidos de mitos y de magia por la imaginación de los antiguos poetas escandinavos.

Hyalmar Blixen
Diario "Lea" - Montevideo

22 de setiembre de 1989

Ir a página inicio

Ir a índice de Ensayo

Ir a índice de Blixen, Hyalmar

Ir a mapa del sitio