Métodos para apoyar a Letras-Uruguay

 

Si desea apoyar a Letras- Uruguay, puede hacerlo por PayPal, gracias!!

 

En diálogo con el lector
Roberto Appratto
 

ESTE ES EL LIBRO por el cual Gelman (Buenos Aires, 1930) obtuvo el Premio Nacional de poesía en Argentina. Radicado desde hace años en México, ausente de su país (con intervalos) desde 1976, Gelman es autor de una veintena de libros de poemas. Desde la década del 50 viene trabajando una línea poética que se ha vuelto inconfundible, una mezcla muy particular de compromiso y lenguaje que varias generaciones de escritores han tomado como modelo.

 

Se ha dicho que Gelman escribe poesía coloquial. Se lo puede justificar por el empleo frecuente de argentinismos y, en términos más generales, de un fraseo oral de la escritura que la convierte en íntima, casi un diálogo con el lector. Si la coloquialidad, practicada por muchos otros, no pasa de ser un código más, que muchas veces justifica la brutalidad léxica, un perfil de excesiva confianza con el lenguaje que borronea el discurso, o un simple encare de temas "no poéticos", la deriva de Gelman ha sido diferente, y por ello más respetada. Desde Los poemas de Sydney West (1969) para adelante, lo suyo ha sido la experimentación con formas de dicción poética y no desbordes "espontáneos".

 

La afirmación espontánea tiene en cuenta el peso del compromiso en su poesía y en su vida. Es sabido que Gelman es un escritor golpeado por la dictadura militar argentina con la pérdida de sus hijos, y que tiene una actitud militante, a favor de la izquierda, desde mucho antes. Eso nunca significó un ablandamiento de su escritura: lo "candente" o conmovedor de su poesía no está en que escriba de esto o de lo otro, sino en un modo (largamente probado) de conciliar la autenticidad expresiva con el cuidado formal, dentro y fuera de lo comprometido. Por ejemplo, Incompletamente es un libro de poemas, en forma (libre) de soneto, en que se puede percibir el sonido de una voz a propósito de todo, o de nada: cada texto inicia, de cero, una reflexión en la que habla la experiencia, directamente, por empujes sonoros de distinta duración. Ese sonido es uno de los signos de Gelman: a velocidad, con una enunciación casi monótona, va desprendiendo enunciados que se unen o se separan en torno de un clima, un estado instantáneo de algo (cosas, situaciones, esencias, imágenes, cualidades).

 

Es cierto que los accidentes reconocibles son los mismos: las preguntas, las barras, los diminutivos, las transgresiones gramaticales (aquí, pocas). Desde hace unos años, el empleo de las barras en desfasaje con el final del verso, como pausas verbales, han obsedido su poesía. Su función evidente es la de fragmentar, y por ello establecer un ritmo cortado (de modo similar que las preguntas) por mezcla de registros, tonos o modulaciones de lo que va diciéndose.

"Va diciéndose" porque en Gelman todo se presenta como un proceso, como un acto incompleto de razonamiento que privilegia el envión, el empuje de palabras, y que hace pensar si los núcleos de cada poema no están calculados para "entrar" en el espacio rítmico entre barras. Más aquí que en libros anteriores, la limpieza en la ejecución va unida a un desarrollo incesante de aproximaciones, como si cada unidad "comentara" la anterior en una clave oscura, como si fuera algo más que puede decirse" sin pasar por la lógica. Lo nuevo en Incompletamente es la reducción de la voz personal a un cero que permite que el impulso expresivo siga ejerciéndose.

A pesar de la oscuridad, todo se entiende. Gelman trasmite una manera de sentir que convence de su realidad, lo cual desvía otra vez el peso de su poesía a los movimientos del texto; que el diálogo con el lector es el eco de otro, el que mantiene con la poesía como un murmullo permanente de asedio a la experiencia. El enunciado, así, es un espacio en que las maneras de decir, y de ver, se cruzan. No se necesitan más pruebas de que la poesía puede funcionar por varias vías: entre otras, y privilegiada, la de Gelman.

Incompletamente, de Juan Gelman. Ed. Seix-Barral, Buenos Aires, 1997. Distribuye Planeta, 76 páginas.   

Juan Gelman

Roberto Appratto 
El País Cultural Nº 415 
17 de octubre de 1997

Editado por el editor de Letras Uruguay

Email: echinope@gmail.com

Twitter: https://twitter.com/echinope

Facebook: https://www.facebook.com/letrasuruguay/  o   https://www.facebook.com/carlos.echinopearce

Linkedin: https://www.linkedin.com/in/carlos-echinope-arce-1a628a35/ 

Círculos Google: https://plus.google.com/u/0/+CarlosEchinopeLetrasUruguay

 

Métodos para apoyar la labor cultural de Letras-Uruguay

 

Ir a índice de ensayo

Ir a índice de Roberto Appratto

Ir a página inicio

Ir a índice de autores