Amigos protectores de Letras-Uruguay

X-Men: Primera Generación (2011)
Primera generación 
Aprieta poco…
Abarca demasiado 
William Venegas
http://lahuelladelojo.blogspot.com/ 

Crítico de cine La Nación
San José, Costa Rica
wvenegas@nacion.com
 

Las relaciones entre las historietas clásicas y el cine son como las existentes en un mal matrimonio. Fidelidad es lo menos que se puede pedir. El cine tiene un carácter parasitario: vive de cualquier argumento, hace películas de todo aquello que le venga en gana y recrea sus historias a como mejor le convenga; sobre todo, cuando pone el ojo en la boletería.

El caso de los Hombres X no es la excepción. Esta camada de héroes que conocimos en distintas revistas de historietas ha dado lugar a películas recreadas libremente con sus aventuras. La de hoy, narra los orígenes de estas personas con poderes especiales y cualidades propias, que no quieren ser vistas como “anormales”. Se trata del filme X-Men: Primera Generación (2011), dirigido por Matthew Vaughn.

Es evidente que la mano del director no ha sido la óptima: le falta oficio para relatar y manejar bien la elipsis narrativa: él quiere ponerlo todo en pantalla, cubrirlo todo, no dejar nada por fuera ante una variedad importante de personajes y –ya se sabe– quien mucho abarca, poco aprieta.

No hay en él capacidad de síntesis visual. Uno siente que la película se alarga en demasía, sin que sea cierto.

No es del todo malo el filme, no es eso, es que le cuesta redondearse y, si el director Vaughn lo hubiera logrado, la película habría sido mejor.

Peca por exceso de detalles que no hacen falta en términos de narración. Es como tener un armario muy grande donde hay ropas que debieran ser sacadas de ahí.

El filme se permite contarnos de dónde aparecen, qué hacen y cómo se desarrollan nuestros conocidos hombres mutantes y, por supuesto, también las mujeres mutantes (¡al final, ahhh, todas ellas quedan en el lado equivocado!). La trama se vale de momentos políticos e históricos interesantes, para contextualizar la vida de mutantes que exigen ser vistos con criterios de igualdad.

Los orígenes de los hombres y de las mujeres mutantes en película que se llena de respuestas sobre el tema..

X-Men: Primera generación se sitúa en los años 60, en lo más caliente de la llamada Guerra Fría, con el enfrentamiento más duro habido entre el socialismo de entonces y el capitalismo que perdura. En ese momento, para salvar al mundo durante la crisis de los misiles para Cuba, los mutantes debieron conocidos por la humanidad.

También fue cuando Charles Xavier (Profesor X) conoció a Erik Lehnsherr (Magneto), quienes comenzaban a descubrir plenamente sus propios poderes. Los objetivos comunes inmediatos los hicieron amigos, pero cada uno tenía una distinta visión de mundo (ética) que habría de convertirlos, ya lo sabemos, en archienemigos (final, mientras se anuncia una secuela).

En X-Men: Primera generación tenemos respuesta a las preguntas de ¿cómo llegaron a juntarse los hombres y las mujeres X y cómo se convirtieron en dos grupos antagónicos?, ¿por qué está Charles en una silla de ruedas?, ¿cuál es el origen de la Mansión X?, ¿por qué Magneto asegura que Charles Xavier será calvo?, ¿por qué en Magneto domina el odio como fuerza del poder y en el Profesor X, al contrario, el equilibrio emocional? En fin…

La música deviene atinada para reforzar sucesos y sentimientos, pero la fotografía más bien se muestra desganada y le falta elegancia; también se debe reconocer que tenemos buenas actuaciones con los histriones principales y muy malas con los secundarios. No hay equilibrio alguno en este aspecto.

Con los actores principales destacan los cuatro masculinos: Michael Fassbender, James McAvoy, Kevin Bacon y Oliver Platt, en ese orden. Al final, uno se siente complacido, incluso con el estilo sesentero de la película, como si se tratara de aquellas cintas de espías con los agentes de Cipol, con Derek Flint o las primeras con James Bond.

Eso sí, en lo personal, extraño a Bryan Singer, director de los dos primeros filmes de la saga de hombres y mujeres X (2000 y 2003), pero esto ya es una majadería muy propia de los críticos de cine, esa dosis de repugnancia que se nos mete. Lo importante es que esta Primera Generación es cine bastante disfrutable y nos pone en autos de todo lo que hemos visto antes, pero sucede después (precuela).

X-MEN: PRIMERA GENERACIÓN
(
X-Men: First Class)

Estados Unidos, 2011

Género: Acción

Dirección: Matthew Vaughn

Elenco: James McAvoy (Charles Xavier), Michael Fassbender (Erik Lehnsherr / Magneto), Kevin Bacon (Sebastian Shaw).

Duración: 132 minutos
Calificación: TRES estrellas de cinco posibles

por William Venegas 
cocuyos@racsa.co.cr 
Gentileza de La huella del ojo 
http://lahuelladelojo.blogspot.com/   

Ir a índice de América

Ir a índice de Venegas, William

Ir a página inicio

Ir a mapa del sitio