Amigos protectores de Letras-Uruguay

 

Si quiere apoyar a Letras- Uruguay, done por PayPal, gracias!!

 
 

Una separación o  Nader y Simin: Una separación (2011)
Título original: Jodaeiye Nader az Simin
Una separación
Filme conmovedor
Acta del buen cine
William Venegas
http://lahuelladelojo.blogspot.com/ 

Crítico de cine La Nación
San José, Costa Rica
wvenegas@nacion.com
 

Le tengo un profundo respeto al cine iraní. Respeto y admiración. Por su riqueza conceptual y por sus expresivas maneras para narrar. Me convencen los directores iraníes, sean los que hacen cine en Irán o los que han optado por el exilio por razones políticas.

A Irán, los países occidentales, con Estados Unidos a la cabeza, lo acusan de muchas cosas. Yo solo lo acuso de hacer muy buen cine. Ahora, en Costa Rica, el estreno de la película Una separación (2011), de Asghar Farhadi, solo viene a confirmar –con creces– mi opinión.
Su título real es Nader y Simin: Una separación; sin embargo, por razones más bien prácticas, podemos utilizar el título abreviado que se le ha dado en nuestro país. No está mal. En todo caso, lo más importante no es eso. Lo importante es que aquí estamos –de hecho– ante una obra maestra.

Escrita por el propio director, la historia de esta película es profundo reflejo del drama familiar pasado entre situaciones políticas, convicciones religiosas, condiciones económicas y motivaciones humanas. Es muy fino el bisturí que usa el director Asghar Farhadi, con estilizado filo.

 

Esencia humana

Además de las situaciones planteadas, con una vastedad conceptual del carajo, estamos también ante una envolvente manera de narrar, capaz de sorprendernos a cada momento, donde la historia gira hacia nuevas condiciones, vuelve y retoma hechos para trazarlos desde otros puntos de vista y con diferentes emociones.

Con personajes muy bien delineados, perfectamente definidos, esculpidos desde la esencia misma de lo humano, las actuaciones son sorprendentes. Por mucho tiempo se quedará en mi retina, en mi memoria y en mis sentimientos la noble actuación de Sarina Farhadi, como la jovencita Termeh, quien recibe el impacto de los acontecimientos desde la separación de sus padres y con lo que ocurre luego.

La película concluye con ella, con su historia personal e íntima que apenas se venía sugiriendo en el primer tercio del filme. Con los personajes, el planteamiento de las situaciones se llena de expectativas: es el misterio del drama que esta cinta trabaja maravillosamente.
El desarrollo de los diálogos es vibrante, inteligente y comprometido. La casi total ausencia de música los refuerza: opción riesgosa. Es parte de una película vitalista, movida por las energías de sus propios personajes.

Planos justos

Entre la dureza del drama, se solapa un finísimo tono poético, ajustado y preciso, como parte de lo que debe transmitir un buen filme que no sea solo derroche de tecnología. El filme acude –más bien– a la lograda composición del encuadre.

Su ritmo es sostenido, pero con progresión en la intriga, cada vez más intensa con los sacrificios emocionales que han de vivir sus personajes. Aquí no sobran ni faltan planos: es  película bien dosificada con sus ingredientes, incluso con sus silencios y con la sabia colocación de la cámara.

Dentro del más pleno sentido del cine alternativo, Una separación es película que ningún cinéfilo, ninguno, puede pasar por alto. Ir al cine a verla es un privilegio; repetirla es una necesidad; verla más veces es un acto de probada inteligencia.

UNA SEPARACIÓN

Título original:
Jodaeiye Nader az Simin
Irán, 2011
Género: Drama
Dirección:
Asghar Farhadi

Elenco: Peyman Moaadi (Nader), Leila Hatami (Simin), Sareh Bayat (Razieh), Shahab Hosseini (Hodjat), Sarina Farhadi (Termeh)
Duración: 123 minutos
Cines: Cinépolis Terramall, Nova Cinemas, Magaly
Calificación: CINCO  ( * * * * * )
 de cinco posibles

por William Venegas 
cocuyos@racsa.co.cr 
Gentileza de La huella del ojo 
http://lahuelladelojo.blogspot.com/   

 

Ir a índice de América

Ir a índice de Venegas, William

Ir a página inicio

Ir a mapa del sitio