Amigos protectores de Letras-Uruguay

 

Si quiere apoyar a Letras- Uruguay, done por PayPal, gracias!!

 
 
 

Reportaje al autor de Versos desnudos
Augusto Larreta

por Horacio Semeraro
horacio.semeraro@hotmail.com

 
 

"A veces, cuando menos se piense, se expresa lo que se siente con mayor fidelidad"
(a propósito del verbo "sentir")
Augusto Larreta

 

Actor de cine teatro y televisión, abogado, obrero, empresario, pintor, sacerdote, ex sacerdote, poeta, miembro de una una familia tradicional que cuenta entre sus ascendientes al escritor Enrique Larreta, autor del libro La gloria de don Ramiro, Augusto Larreta vivió la vida intensamente, buscando siempre su verdad Expresivo, vehemente, compone "Teatro al instante", una original manera de expresar improvisando, con la participación del público. Este recurso es sin embargo una forma de expresión antiquísima, ya practicada por los griegos, celtas y culturas "Afro". Como actor, participó en 24 películas del cine nacional, entre ellas "La historia Oficial* ganadora del Premio Oscar en 1985, "Bairoletto, Historia de un rebelde", "No habrá mas penas ni olvidos" y "El infierno tan temido". Admira desde siempre a Walt Whitman y a Fernando Pessoa. Es lacónico para contestar, aun habiendo amistad de por medio. Escribió El Arte y Rafael Squirru, Teoría del arte (1951), Verdades, Aforismos (1983), Te cuento María Teresa (1996), un libro de relatos autobiográficos que le dedicó a su actual esposa María Teresa Cibils (autora del personaje "La Pupi", dibujo infantil llevado a la televisión). Escribió también, Del amor y Dios, teatro (19%) y Versos desnudos, Poesía, (1999).


¿Cuándo comenzó a escribir, Augusto? ¿Se sintió convocado a hacerlo, o algo, alguien se lo sugirió? ¿Resultó una terapia natural?
Comencé a escribir antes de saber escribir, a los tres años, dictándole a mi madre cuentos versos y consejos. ¿Por qué? No sé (mi respuesta preferida). Supongo que para compartir con ella emociones que sentía. En eso consiste el arte...

El cine, el teatro, surgieron luego exigiéndole también un lugar, propio ¿no?
Surgieron cuando necesitaron hacerlo. Las formas de expresión teatrales, musicales -y aún las sexuales o las religiosas- son siempre espontáneas si son auténticas.

¿Qué lo impulsó a tomar los hábitos sacerdotales?
La necesidad de expresar el amor a mi primer mujer, que ya no estaba en la tierra.

Si pudiese borrar parte de su vida en un santiamén, ¿eliminaría alguna? Y si pudiese volver a alguna etapa, ¿a cuál volvería?
Siento que no puedo borrar, eliminar o revivir partes de mi vida, que además, no puedo fragmentar en partes.

¿Imaginaba usted que "La historia oficial", película en la que había participado llegaría a instancias del Oscar? ¿Que sintió en ese momento? ¿Recuerda con quien lo festejó, qué fue lo primero que hizo al enterarse?
No lo imaginaba, y cuando sucedió, no sentí nada extraordinario. Lo festejamos en el Seminario con mis jóvenes compañeros de aventura religiosa institucional.

Hay un poema suyo del libro "Versos desnudos", que me deslumbró por la sencillez que denota la inocencia de la naturaleza y que dice algo así: Desde siempre / sin palabras / él a ella y ella a él, / entregan / dócilmente / su presencia. El día / y la noche / no son / hombre y mujer. Puede interpretarse como una critica a los condicionamientos de la relación entre el hombre y la mujer. Pero ¿No es mejor que haya comunicación y entendimiento antes de la entrega? La mudez del cambio entre el día y la noche tiene el encanto de la naturaleza; también el silencio a veces, en la relación hombre mujer. La excesiva conversación dispersa; pero algo de diálogo debe haber, no?
No me deslumbra "la naturaleza" que no siento como una entidad de la que forman parte las cosas naturales. Estas cosas, en sí y por sí, como cada flor, cada estrella y cada gota de lluvia, me deslumbran con su dócil presencia, que no requiere explicaciones conceptuales. El amor auténtico entre seres humanos, no requiere condicionamiento y es amigo del silencio.

En otro de sus poemas, "No sé", expresa: No sé / si mis versos / son encuentros / o espejismos... / no sé si nacen / no sé si mueren sin haber nacido. Obviamente hacemos catarsis cuando escribimos, el subconsciente -generalmente- se expresa. ¿Acaso este poema sintetiza su búsqueda existencial en las diferentes artes por las que transitó?
"No sé" quiere decir "No sé". No siento obviedades, catarsis ni conceptos subterráneos. Quiero únicamente expresar los sentimientos que encuentro transitando por la tierra.

En su libro autobiográfico "Te cuento María Teresa" muestra una infancia en donde su abuela, Adela Unzue de Leloir y su madre, marcaron a fuego la etapa de la niñez. También su primer esposa, su hija y ahora su actual esposa. La mujer es por lejos, lo más importante en la vida de todo hombre, indudablemente. Algunos priorizan sus negocios, su vocación artística o religiosa etc. y puede ser también válido según el caso (por ejemplo en las vocaciones religiosas) ¿Cómo se las ingenió para mantener el equilibrio? 
Sentí y sigo sintiendo la tibieza de mi niñez y algo como un fuego que mantiene viva la tibieza. No sé si la mujer es lo más importante en la vida de todo hombre... Confieso que en mi vida, solamente en las mujeres he encontrado y sentido tal tibieza. Como me pregunto en mi autobiografía: ¿Seré normal? ¿Tendría que haberla sentido también con hombres...? (en "Te cuento María Teresa", pág. 105)
 

¿Se puede referir a aquella anécdota de una audiencia con Kennedy en la que usted estuvo presente, poco antes del asesinato de Dallas, durante su viaje a los Estados Unidos en 1963?
Fue algo ocasional, como cuento en el libro. Habíamos viajado a Puerto Rico a un encuentro que reunió a políticos, empresarios y escritores de toda América. Recuerdo que estaban Torre Nilsson, Juan José Castro, James Baldwin... Terminada la reunión, nos invitaron a viajar a Washington, donde nos recibiría el Presidente Kennedy. La audiencia tuvo lugar en La Casa Blanca, a mediodía. Fue antes de partir hacia Dallas. Entre los latinoamericanos recuerdo que estaban Jorge Edwards, de Chile y el pintor José Luis Cuevas, de México. De Argentina, Rafael Squirru y yo... Lo que ocurrió luego me impresiono vivamente, como a todos; por eso lo comenté en el libro.

Trabajar con actores como Norma Aleandro, Graciela Borges, Héctor Alterio, Patricio Contreras, Susana Giménez, etc. debió proporcionarle muchas anécdotas, supongo. ¿Recuerda alguna en especial que lo tuvo como protagonista?
No recuerdo anécdotas, si por anécdotas se entiende episodios pasajeros intrascendentes. Si algo dejaron en mí, lo he contado ya en mi autobiografía. Elijo recordar cuando Porcel me dijo: "Rezo a la Virgen de Luján, para que te vaya bien en el Seminario". (Te cuento María Teresa, pág. 122)

¿Está escribiendo algo actualmente?
Sin interrumpir mi "libro de los verbos", estoy escribiendo un capítulo sobre el verbo "Sentir", el cual, por su autenticidad "universal" es para mí algo así como el verbo Madre. Fernando Pessoa decía: Hay que expresarse de adentro hacia fuera. Y a veces, cuando uno menos piensa, expresa sus sentimientos con mayor fidelidad.

 

Horacio Semeraro
horacio.semeraro@hotmail.com
 

 

Publicado, originalmente, en El Tribuno (Salta)
Agenda cultural
Domingo 9 de febrero de 2003

 

Digitalizado el 28 de enero de 2013 por el editor de Letras-Uruguay

 

 

 

Ir a índice de Semeraro, Horacio

Ir a página inicio