El inquilino,  novela estupenda del gran Javier Cercas
Apuntes de angustia 
Reseña ensayística
Dr. Oswaldo Paz y Miño J

A Roberto Bolaño Ávalos, escritor chileno de talla universal, (Santiago de Chile, 28 de abril de 1953 - Barcelona, 14 de julio, 2003), autor entre otras grandes obras de: 2666, novela póstuma; Los detectives salvajes y Putas asesinas, la novela que hoy compartimos, El inquilino, de Javier Cercas, le pareció ”deliciosa”. Lo dicho sería suficiente para recomendaros a que presurosos la busquéis entre las pocas que quedan en las librerías que se atreven y traen del exterior -cumpliendo y nunca mejor dicho su papel- buen material literario para sus contribuyentes, es decir para sus lectores de fondo. Otras hay que desde el membrete mimetizan y en las estanterías sufren agonías. Javier Cercas nos es un escritor distante.

En nuestro medio su obra no se ha difundido lo que es lamentable para los amantes de la buena literatura. Nosotros, cual hemos hecho antes con grandes como Enrique Vila Matas, Javier Marías, Alejandro Jodorowsky, Vergilio Ferreira, Antonio Gala, Rafael Chirbes, Alejandro Zambra, Juan Antonio Masoliver Rodenas, Menchu Gutiérrez, Juan José Millás, Mario Bellatín y otros, “voces contemporáneas” del arte literario, lo proponemos. La sugerencia de hoy es muy especial para aquellos que no han pasado por las letras de este escribiente de Soldados de Salamina, Relatos reales y El móvil, tres obras del gran inventario de un escritor de culto, de un transformista de las letras, que juega con ellas entre los espejos y sus imágenes falsas, entre la realidad y la ficción. En El inquilino el lector desde la primera foja no sentirá la complicidad del escritor. Se adentrará en los suburbios de su propia mente para descubrir que todos a ella le arrendamos algo o todo. La obra engancha al leyente quien dócilmente se dejará llevar para tarde o temprano enfrentar al abismo de sus propios miedos. Atrapado y sin salida y en el límite del desespero se encuentra Mario Rota, un académico, al que le han presentado un nuevo vecino, quien sin ningún esfuerzo lo instala en un laberinto imposible de superar, por el que se repiten una serie de acontecimientos que minan las pocas defensas psíquicas de un burgués al que la rutina ha envuelto en su resbalosa trampa. El mundo que se parte en mil pedazos, cuando no se está preparado para los cambios, que tarde o temprano pueden demandar el cuerpo y el alma. ‘El Inquilino’ narra los constantes martillazos de duda en el cerebro agobiado de un ser que, roído de inseguridades, se desequilibra. Apuntes de angustia existencial, de un humano que como usted o como yo, lector querido, de cuando en cuando requerimos de sacudones para constatar que estamos vivos. Hay que vivir la realidad en sus desórdenes y Javier Cercas guarda entre sus ritos literarios el de reciclar. Sus novelas tienen tales columnas, replican extraños sucesos, que les dan cadencia, bella armonía y en los finales desbordantes ritmos que le cambian el son al lector.

El inquilino

Fragmento de la novela

“...y mientras Mario se alejaba hacia el coche agregó elevando un poco la voz:- Cuídate el tobillo, Mario. A veces las cosas más tontas nos complican la vida.”Mario pensó: “Todo se repite”. (Pág. 34)

BIOGRAFÍA: 

Javier Cercas - Escritor español (Ibahernando, Cáceres, 1962) es profesor de literatura española en la Universidad de Gerona. Ha publicado las novelas El vientre de la ballena (1997) y Soldados de Salamina (2001). También es autor de la novela El inquilino (Acantilado, 2000), que Francisco Rico incluyó entre las mejores de los últimos 15 años. También ha escrito un libro de crónicas: Relatos reales (Acantilado 2000), otro de artículos: Una buena temporada, y un ensayo: La obra literaria de Gonzalo Suárez (1994). 

Dr. Oswaldo Paz y Miño
Texto publicado el 28 de Junio de 2009

Autorizado por el autor
Gentileza de "Desde la Acacia: la vitrina de los libros y autores"
http://lavitrinadeloslibrosyautores.blogspot.com/

Ir a índice de América

Ir a índice de Paz y Miño, Oswaldo

Ir a página inicio

Ir a mapa del sitio