Sea socio fundador de la Asociación de Amigos de Letras-Uruguay

 

Actualidad del uso de las TICs[1] en pedagogía.

Dra. Zoila Libertad García Santos.

La unión de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones podrán hacer de la clase virtual, de la tele-sesión, del video conferencia o software educativo si no el principal medio o lugar de aprendizaje en la sociedad de la informática, sí su elemento coyuntural para la continuidad del sistema hegemónico.

 

La Organización de Estados Americanos invirtió en los años 70s. grandes cantidades en el desarrollo de la educación televisiva (ETV) en Latinoamérica,  ya que la televisión representaba una solución a los problemas educativos del continente, sin embargo  la OEA no tenía resultados convincentes para el 79. El programa de Telesecundaria ofrecía educación en los sitios en los que no había secundarias. Se ofrecía la instrucción a través de programas televisivos y se apoyaban los alumnos en libros de ejercicios.

 

Esta modalidad arrojó resultados ligeramente superiores a los obtenidos en las aulas presenciales, por lo que el sistema de telesecundarias se expandió con rapidez. Carlos Fuentes[2], fundador del sistema, lo describe como  “la apertura de una ventana al mundo para los niños de México”.

 

Estados Unidos financió el experimento de televisión educativa en El Salvador, Colombia y Venezuela. En Norteamérica, Japón y Europa, la televisión educativa se introdujo en sistemas convencionales para enriquecer los programas educativos existentes y proporcionó un tipo de contenido instructivo que a un profesor le resultaría difícil obtener.

 

Tanto en Cuba (como en México), existen experiencias muy significativas con la televisión educativa, pero como complemento del trabajo del maestro en el aula escolar, no como su sustituto[3].

 

Las tecnologías utilizadas en educación a distancia recorren un proceso que va desde el material impreso, textos y manuales por correspondencia hasta las formas nuevas que se están empleando en la llamada enseñanza alternativa es decir, el espacio llamado analógico, donde se utiliza la televisión, videos y programas radiofónicos. Luego se incorpora la informática al proceso de producción del material y por último, el aspecto que se denomina digital donde se integran los diferentes medios tecnológicos a través de redes como internet u otros canales.

Así las distancias cada día son más pequeñas, se acortan en el universo de las comunicaciones, y la introducción del uso de la tecnología en educación se hace cada vez más necesaria.

 

 Es impactante que mientras en la sociedad los comercios se ven invadidos por la tecnología que agiliza y reordena sus procesos, la industria se favorece con mejores resultados y la educación apenas empieza a incursionar en este campo.

 

Todo modelo educativo, permite abordar de manera simplificada, la complejidad de la realidad escolar, al tiempo que permite la proposición de procedimientos de  intervención y a fundamentar, así, las líneas de investigación educativa y de formación del profesorado, en otras palabras, un modelo educativo o pedagógico puede ser un instrumento que facilita el análisis de la realidad escolar con vistas a su transformación.

 

En América Latina se puede constatar la vigencia de un modelo pedagógico tradicional que se encarga de formar a los alumnos dándoles a conocer las informaciones fundamentales de la cultura vigente. Los contenidos se estructuran desde una perspectiva enciclopédica caracterizada por el saber sumativo, acumulativo y fragmentado. El conocimiento escolar sería una especie de selección divulgativa de lo producido por la investigación científica, que se encuentra en los manuales educativos (en todos los niveles). Por lo que se plantea el reto a la escuela de ser facilitadora y promotora de la reconstrucción crítica del pensamiento cotidiano[4] .

 

De modelo pedagógico tradicional pasa a ser modelo pedagógico tecnológico, donde a la formación del alumnado, -entendida como formación cultural, no como desarrollo personal-  se le incorporan a los contenidos escolares de aportaciones recientes de diversas corrientes científicas o no científicas que se vinculan a problemas sociales de actualidad. Así como en la enseñanza se insertan determinadas estrategias metodológicas o técnicas de grupo a las cuales suele dársele una confianza respecto que al utilizarlas van a producir en el alumno el aprendizaje de aquellas conclusiones previamente elaboradas por los científicos.

 

Se combinan la exposición y los ejercicios dirigidos por el profesor, lo que responde a procesos de elaboración del conocimiento previamente determinados, incluso puede partir de las concepciones de los alumnos con pretensiones de sustituirlas por otras más acordes con el conocimiento científico. Cuando la metodología se centra en la actividad del alumno tiene las características de reproducción del proceso de investigación científica. Podemos decir que se produce una mezcla de contenidos disciplinares y metodologías “activas” (mezcla de tradición disciplinar y activismo), más o menos coherentes que  satisfacen expectativas del profesor y de la sociedad.

 

En el momento de evaluar, se intentará medir las adquisiciones disciplinares de los alumnos, y además, se satisfacerá la preocupación por comprobar la adquisición de otros aprendizajes más relacionados con los procesos metodológicos empleados.

 

Con la enseñanza programada se “inaugura” la tecnología de la enseñanza o tecnología educativa, utilizando textos programados y máquinas primero, y después ordenadores (o CPU). Su elemento básico es el programa (software) que presenta la información en segmentos para ser comprendidos sin dificultad. Variantes son la instrucción asistida por computadora, los sistemas tutorales, la multimedia e hipertexto.

 

Se podrá decir que ¿la educación a distancia representa un modelo democrático donde toda persona podrá acceder y que con las nuevas tecnologías se hará más fácil su acceso? Está claro que las nuevas tecnologías permiten establecer una comunicación on line y se nos dice...que de nosotros dependerá continuar atados a sistemas unidireccionales o establecer canales de participación espontánea en todas direcciones, ya que la tecnología permite la comunicación diferida debido a los medios de comunicación....

 

Se sostiene que en la educación a distancia se tiende a repetir lo que se hace en las aulas, pero sin la tecnología, sólo se reproducen los mismos ejemplos utilizados y se reproducen igualmente modelos comunicativos y concepciones tradicionales del proceso de enseñanza-aprendizaje. Para evitar esto la educación se tiene que convertir en un proceso cooperativo de profesores, alumnos y administradores, donde los alumnos tendrían que asumir una actitud  de mayor responsabilidad individual y de grupo. Tienen que aprender a buscar (www) los conocimientos, analizarlos, elaborarlos, aprovecharlos, evaluarlos y criticarlos para innovarlos.

 

Hasta hoy las NTICs no han modificado los modelos comunicativos y educativos que sustentan las instituciones educativas. El uso de programas de radio, audiocassettes, televisión, video o internet no representan una propuesta pedagógica-metodológica distinta al proceso tradicional en lo académico.

 

Es importante señalar el problema de la limitación económica para desarrollar proyectos de comunicación digital, ya que alumnos y profesores están limitados por los costos y en el otro extremo se encuentra que el aprendizaje-enseñanza en el aula son gratuitas o al menos, eso se pretende.

 

La educación[5] a distancia podrá ser interactiva si se utilizan modalidades de comunicación a bajo costo on line, la interactividad en este contexto educativo está pensada en función de los docentes o de las instituciones (sistema tradicional) sin contar con el contexto vital de los alumnos en la construcción del mensaje académico. Así por ejemplo, la televisión nos introdujo la idea de estar conectados en forma colectiva con otras personas, aunque no se comparta el criterio que se utiliza para informar.

 

Un nuevo espacio de opinión pública se gesta en las redes (www, etc.), es más abierta y colectiva. El pensamiento colectivo se construye con opiniones diferentes y desde distintos lugares y esa realidad puede entrar en conflicto con el pensamiento que muestran las grandes cadenas de televisión y prensa.

 

Por esta razón el proceso de aprendizaje-enseñanza tendrá que ser contemplado desde el uso de las nuevas tecnologías de comunicación aplicadas a la Educación a Distancia a partir de una serie de aspectos constitutivos.

 

La Educación a Distancia está basada en el principio de la actividad[6], tanto el aprendizaje como la enseñanza se dan el en contexto del hacer y del indagar. El alumno tendrá que aprender directa e intencionalmente con el objeto de que su conducta sea auto regulada por la satisfacción del reconocimiento propio y del grupo social al que pertenece, que implica necesariamente un proceso de su propio perfeccionamiento.

 

El profesor tendrá que ejercer un estilo de enseñanza permisivo que estimule la confianza a las instrucciones, de tal manera que promueva la autonomía y la auto gestión, para lograr aprendizajes significativos y la asimilación y transferencia del conocimiento impulsando la iniciativa y la creatividad. En fin, crear verdaderos espacios comunicativos.

 

El profesor de asignatura a distancia, tendrá que asumir algunos aspectos como los que se señalan anteriormente. Ello implica que tendrá que planear metodológicamente el diseño instruccional del curso, dando a conocer al alumno por medio de la página electrónica, la calendarización y el uso de herramientas que habrá de manejar para la realización de las tareas de aprendizaje, la evaluación y los procedimientos de tutoría que habrá que efectuar durante el curso. El profesor mediador-operador, tiene la misión de orientar y generar confianza para el autoaprendizaje.

 

El aspecto participativo, que privilegia la comunicación en doble vía para lograr el saber hacer y la satisfacción de la necesidad de saber buscar para transferir el conocimiento. Así se establece la clase en sesiones, donde los canales de comunicación promueven el estudio individual, se otorga tutoría y se fomenta las relaciones de grupo e intergrupales.

El alumno es el eje, en él se centra todo el proceso académico con el autoaprendizaje, donde se centra la intención de producir en el alumno una conducta estable y autorregulada. El desarrollo integral del alumno es el propósito del diseño instruccional, donde el aprendizaje tiene que estar presente en forma ilimitada, así como la adquisición de métodos, reglas y criterios para afrontar y resolver problemas reales con un aprendizaje innovador, con responsabilidad social y no caer en la adaptación al medio.

 

Los centros de aprendizaje son áreas donde el estudiante en forma grupal o individual realiza tareas para el aprendizaje significativo por medio de las NTICs que le ofrecen materiales instruccionales y ambientes propicios para realizar sus labores académicas, por lo que cada área tendrá un aula con la capacidad suficiente para la matrícula esperada, dotadas con equipo de transmisión para videoconferencia interactiva en tiempo real e interconectadas con el Sistema a Distancia para que los alumnos de los diferentes campus se puedan conocer e intercambiar puntos de vista sobre temas abordados en el tiempo del desarrollo de clase.

 

Así mismo, se tendrá un laboratorio de informática dotado de las computadoras necesarias para la realización de los aprendizajes, recibir tutoría, enviar los trabajos al tutor e intercambiar experiencias de aprendizaje con sus compañeros de otras sedes.

 

La estructura de organización tendrá que responder a los fines del Modelo Pedagógico que se haya asumido en el aspecto académico de la Educación a Distancia para lo cual se sugiere elaborar manuales, documentos o reglamentos que den cuenta de la dirección de los objetivos planteados en el modelo pedagógico. Ese modelo tendrá que ser flexible curricularmente, para lograr una inserción eficaz en las regiones diversas del alumnado y de acuerdo a las carreras o postgrados que se oferten.

 

Un aspecto importante por señalar son los contenidos curriculares y los medios de enseñanza[7] a distancia. Los contenidos curriculares en México están especificados por cada institución educativa de acuerdo a los Planes Generales de Educación Pública en los Estados. Esos contenidos suelen ser el propósito de interés primario para pedagogos y directivos.

 

Aquí tendríamos que señalar únicamente algunos medios de enseñanza que se utilizan en la modalidad a distancia, por ser parte integrante de los procesos comunicativos que se dan en la enseñanza, ya que juegan un papel relevante en los aprendizajes.

 

Concluyendo: A los medios de enseñanza se les emplea como canales de la comunicación, ya que facilitan y presentan los mensajes informativos que tienen que recibir los alumnos, así como condicionan y modulan las transacciones comunicativas entre el profesor y los alumnos y entre éstos. Un libro, imágenes o video sobre algún tópico de aprendizaje, podrá permitir que los alumnos accedan a realidades que desde su hábitat no podrían conocer.

 

Los componentes como el hardware es el soporte físico material, técnico, así, el teclado del ordenador, la pantalla o el papel y cubierta de un libro son como se les ha dado en llamar la parte “dura” del medio y el software  representa la parte “blanda” como el programa, los mensajes simbólicamente organizados que se presentan a través del hardware, en una computadora será el software el programa (word, ncss, etc.), en la televisión será el software la programación que emite.

 

Todo medio posee varias dimensiones como: la semántica, que se refiere a los contenidos, informaciones, mensajes del mismo. Esta dimensión incluye “lo que dice” el medio. La dimensión sintáctica, hace referencia a “cómo es presentado” el mensaje en el medio, incluye el modo en que se estructura, se organiza y simboliza la información, y la dimensión pragmática que hace referencia al uso del medio, es el cómo y para qué será empleado el mismo.

 

Referencias:

 

[1] Tecnología de la información y la comunicación social.

[2] Tiffin, J  (1978) “Problemas en Instrucción Televisiva en América Latina” Revista de Tecnología Ed, 4

[3] Vidal, J.R. Comentario 2001

[4] Pérez Gómez (1994): La cultura escolar en la sociedad postmoderna. Cuadernos de Pedagogía, mayo, nº 225, pp. 80-85.  

[5] Recordar que educación viene de educare = sacar fuera, las potencialidades del ser humano.

[6] Sobre la categoría actividad, ver de Pupo, R. La actividad como categoría filosófica, La Habana, 1990.

[7] Escudero (1983, p.91) señala...” (medio de enseñanza) es cualquier recurso tecnológico que articula en un determinado sistema de símbolos ciertos mensajes con propósitos instructivos”.

Dra. Zoila Libertad García Santos

Ir a índice de ensayo

Ir a índice de García Santos, Zoila Libertad

Ir a página inicio

Ir a índice de autores