Amigos protectores de Letras-Uruguay

Dicente
Juan Disante

Quise ser dicente
de dos siglos,
de sus llanos, montañas y ríos
sin hálitos humanos.
Y a poco de ver
encontré al Hombre
con su signo,
su espada filosa y su mimo.

Ya no sólo es celeste y soles,
el vuelo es revesado azul
latitud del norte, 
centenarios ávidos.

Todo mi interés en ese argentífero
cantero de bienes,
sin desapego 
ni la llama 
ni el colmillo.

Montaraz cielo sin sures
donde el mito hace historia
y la inocencia pueblo,
rito.

Juan Disante
juansoloideas@gmail.com

Gentileza de http://juandisante.blogspot.com

Ir a índice de América

Ir a índice de Disante, Juan

Ir a página inicio

Ir a mapa del sitio